Saltar al contenido

Oramos por él y le obsequiamos una Biblia

Iglesia Dios con Nosotros, pastor Domingo Gómez
Ometepec, Guerrero

Dios nos ha permitido llegar a muchas personas por medio de Su mensaje de salvación. Los materiales y recursos que Cruzada Mexicana nos ha hecho llegar han sido muy valiosos para nuestra iglesia, cada uno de ellos representa una historia de alcance y de vidas transformadas.

En una ocasión que nos invitaron a hacer labor de evangelismo en una comunidad muy cerca de Ometepec, una iglesia nos pidió el apoyo para trabajar juntos y salir a compartir la Palabra de Dios. Hice la invitación a algunos hermanos de la iglesia, quienes en ocasiones me han acompañado a evangelizar, sin embargo, solamente 2 hermanos pudieron asistir.

El día de la actividad, íbamos muy alegres y gozosos, cantando alabanzas al Señor en el transcurso del viaje. Pasamos por muchos poblados dónde pudimos ver cuánta necesidad hay de la Palabra de Dios. De pronto el hermano Rafael, me pidió que me detuviera. Me señaló un hogar, y me orillé. Pronto el hermano se bajó y caminó en dirección a ese hogar. Al llegar encontró a una persona recostada en un sillón y comenzó a compartirle la Palabra de Dios. Después se unió su esposa y juntos les hablamos del amor de Dios y Su poder. La señora nos pidió que hiciéramos una oración por la vida de su esposo Francisco, quien ya tenía mucho tiempo postrado en ese sillón, padeciendo una enfermedad. De ahí que él estaba muy delgado y su piel pegada a los huesos.

Les compartimos cómo Dios podía hacer un milagro en la vida de él, y cómo era necesario que ellos reconocieran sus pecados, creyeran en Jesucristo y lo aceptaran en su corazón para poder ver la obra de Jesús en la vida de su esposo. Oramos por él y le compartimos el folleto Jesús maravilloso salvador y nos despedimos de ellos.

Continuamos nuestro camino para llegar a nuestro destino y cumplir con la encomienda que Dios nos dio. Pudimos realizar una hermosa labor de evangelismo en esa comunidad. Tuvimos la oportunidad de compartir la Palabra con algunos jóvenes que estaban trabajando en una construcción, con niños y con personas adultas. Algunas en sus hogares y otros en sus negocios.

Leyendo los folletos

Los hermanos se sintieron muy agradecidos por el apoyo dado y tomamos el camino regreso a casa.

Tres semanas después, el hermano Rafael me habló por teléfono pidiendo si podíamos ir de nuevo a aquel poblado dónde oramos por don Francisco ya que recibió una llamada de su esposa, pidiéndonos que la visitáramos.

Al llegar a su domicilio fue grande nuestra sorpresa al ver a don Francisco de pie, esperando nuestra llegada. Nos compartió como desde el día después de la oración comenzó a sentir fortaleza en su cuerpo y como desde ese día su esposa había comenzado a orar a Dios. Nos pidieron que nuevamente oráramos por ellos, pero que esta vez querían aceptar a Jesús como su Salvador. Después de la oración, conversamos con ellos y esta ocasión, don Francisco nos acompañó hasta nuestro automóvil a la hora de irnos.

Estábamos a punto de partir cuando sentí en mi corazón obsequiarle una Biblia. Ahora estamos visitándolos cada semana compartiendo con ellos enseñanzas de la Palabra.

Hemos visto cómo Dios ha transformado la vida de esta familia, gracias a una oración y a la ayuda de un folleto.

Pastor Domingo Gómez

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

A %d blogueros les gusta esto: