Saltar al contenido

CategoríaMaterial Cruzada Mexicana

Cristo llevó mis dolencias

Todos los días he estado estudiando la Biblia.

Hoy mi vida es gobernada por Dios

Con estos estudios de El Camino de la Felicidad, he ido conociendo más a Dios.

La fortaleza de mi vida está en la Palabra de Dios

A través de la Palabra de Dios mi vida se fortalecía y aún se sigue fortaleciendo.

Ahora dependiente de la Palabra de Dios

Poco a poco, Dios ha ido transformando mi vida por completo

Libre, Dios me hizo libre

Todo cambio cuando me hablaron de Jesucristo.

Tengo carga por mi colonia

Iglesia Pentecostal Jardín de Oración, pastor Abraham Salto GranadosLázaro Cárdenas, Michoacán Vivo en una colonia popular dónde hay mucha pobreza y dónde los niños son abandonados a su propio destino. Me … Seguir Leyendo Tengo carga por mi colonia

Un mensaje de salvación para la familia

Muchos nos han llamado para pedir oración por su familia o para que les visitemos

Ahora comprendo más el amor de Dios por mi

Este discipulado me dio muchas herramientas, aumentó mi fe y esperanza para poder compartir este conocimiento con mi prójimo.

Soy feliz porque tengo a Cristo en mi corazón

Hoy, a pesar de mi condición física, me siento muy feliz por conocer y tener a Jesús en mi corazón.

Con un folleto pegado en la pared

Tome uno y regálelo a quien lo necesite

Corazones transformados

Dios nos ha permitido compartir Su Palabra con muchas personas, transeúntes e indigentes

Un año de tener un verdadero encuentro con Jesús

Ahora mi vida es totalmente diferente a la vida que antes llevaba

El hábito de la oración

Cada día aumentan los intercesores comprometidos a orar por las necesidades de la obra

Discipulando a otros

Con los folletos de Cruzada Mexicana salgo junto con otros para dar palabras de esperanza a esa gente que hoy todavía vive en tinieblas.

La importancia de compartir la Palabra por medio de un folleto

Nunca habíamos pensado en la importancia que tiene el poder compartir la Palabra de Dios de manera escrita.

Iremos hasta el último rincón de la Sierra

Este curso me ha motivado a continuar con el mandato de Nuestro Señor Jesucristo

A %d blogueros les gusta esto: