Saltar al contenido

CategoríaMaterial de Discipulado

Hoy mi vida es gobernada por Dios

Con estos estudios de El Camino de la Felicidad, he ido conociendo más a Dios.

La fortaleza de mi vida está en la Palabra de Dios

A través de la Palabra de Dios mi vida se fortalecía y aún se sigue fortaleciendo.

Ahora comprendo más el amor de Dios por mi

Este discipulado me dio muchas herramientas, aumentó mi fe y esperanza para poder compartir este conocimiento con mi prójimo.

El hábito de la oración

Cada día aumentan los intercesores comprometidos a orar por las necesidades de la obra

Discipulando a otros

Con los folletos de Cruzada Mexicana salgo junto con otros para dar palabras de esperanza a esa gente que hoy todavía vive en tinieblas.

La importancia de compartir la Palabra por medio de un folleto

Nunca habíamos pensado en la importancia que tiene el poder compartir la Palabra de Dios de manera escrita.

Iremos hasta el último rincón de la Sierra

Este curso me ha motivado a continuar con el mandato de Nuestro Señor Jesucristo

Ahora vamos a poner en práctica lo aprendido

Agendamos un día para tener la capacitación en nuestra Iglesia. 

La Salvación de Dios llegó nuestros hogares

Ahora estoy estudiado la Palabra de Dios con mi familia

Evangelizando en Comondú

Con ayuda de los folletos, pudimos compartir con muchas personas el mensaje de salvación.

Mi vida ha cambiado

Dios me ha ayudado a mantenerme firme en Su camino. 

Desarrollando nuestro proyecto de evangelismo

Entendí y aprendí lo que se necesita para desarrollar un buen proyecto de evangelismo y sobre todo, comencé a ponerlo en práctica.

El plan de Dios para nuestra iglesia

Dios nos envió a una tierra fértil dónde las personas están carentes de Su amor y con el deseo de conocer a un Dios misericordioso

No podemos dejar el mensaje de salvación para mañana

Cuán importante es utilizar los folletos correctamente para que nos permitan llegar a las personas con más facilidad

He nacido de nuevo

He aceptado a Jesucristo como mi salvador, ahora estoy seguro que he nacido de nuevo

He aprendido que en Cristo hay esperanza

Hoy tengo paz, me siento feliz con lo que tengo y sé que debo confiar plenamente en mi Señor

A %d blogueros les gusta esto: