Saltar al contenido

¿El día y la hora equivocadas para predicar?

Centro de Adoración Misericordia y Restauración, pastor Juan Mancera Rentería
Los Naranjos, Celaya, Guanajuato

Después de estar un tiempo sin salir a evangelizar, un grupo de hermanas y hermanos valientes, con la ayuda del Señor, hemos iniciado este proyecto de evangelismo. Con gran pasión iremos diciéndoles a las personas que no obstante las adversidades, se puede encontrar la salvación en Cristo.

Por amor a las almas perdidas estamos convencidos que lograremos vencer todos los obstáculos que tengamos que enfrentar. ¡No vamos solos!, nos acompaña el Espíritu Santo quien nos protege y nos guia a esas personas que están esperando una palabra de poder y gracia para obtener el socorro que viene de lo alto.

El grupo de evangelismo se organizó para tomar varios puntos estratégicos, para compartir la Palabra de Dios con los folletos que recibimos de Cruzada Mexicana

Ellos nos animaron para continuar evangelizando

Cuando iniciamos la evangelización, las calles y avenidas estaban en completo silencio. Por un momento, pensamos que tal vez habíamos escogido el día y la hora equivocada. Pero minutos después, pasó una persona en camioneta blanca por donde estábamos y pudimos compartirle la Palabra de Dios, entregándole el folleto El poder de Dios.  Esta persona nos agradeció el folleto y nos dijo, “no se desanimen, aunque no vean muchas personas, Dios les enviará las personas que necesitan recibir la Palabra de Dios porque el Señor ve el corazón de sus hijos y reconoce el anhelo por compartir Su Palabra; porque en este tiempo de pandemia son muy pocos los que se atreven a salir a las calles a compartir el amor de Cristo.  Muy pronto los visitaré.”  Después, este varón continuó su camino.

Después de escuchar esa palabra de ánimo, continuamos predicando la Palabra de Dios con mucha pasión y fe.  Entregamos muchos folletos a todos los que pasaban en coche y motociclistas, y los otros hermanos predicaban por los hogares y a las personas que encontraban en las calles.

Compartiendo la Palabra con Jaime Olalde

Así, encontramos a un anciano de nombre Jaime Olalde. El venía transitando con su triciclo, pero se detuvo a escuchar la predicación y estaba muy atento. Su rostro delataba que tenía mucha necesidad; nos acercamos para decirle, “no todo está perdido, si estas pasando por este lugar es porque Dios tiene un regalo muy especial para ti, que recibas a Cristo como tu Salvador”. Jaime se quitó la gorra que llevaba puesta, y nos dijo que su esposa de nombre Rocío del Carmen estaba muy enferma, padece de cáncer. Él había salido con su triciclo a vender botellas de plástico que recoge para poder sobrevivir. En ese momento lo invité a entregar su corazón a Cristo, pues sólo Él lo puede tomar en sus brazos para que descanse de sus cargas y angustias.

Jaime pidió que oráramos por él para recibir a Jesucristo como su Señor y Salvador y desde ese lugar oramos también por su esposa Rocío del Carmen, por la sanidad de su cuerpo y alma.

Que maravilloso es el Señor, por Su gran misericordia, las personas están poniendo su mirada en Cristo Jesús y recibiendo consuelo. Queremos agradecer profundamente a Cruzada Mexicana por el apoyo que están brindando a todas las iglesias de México, especialmente para el estado de Guanajuato.

Adriana Escamilla

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "¿El día y la hora equivocadas para predicar?" Deja un comentario

  1. En Efesios 2:10 encontramos esta afirmación del Apóstol Pablo: «Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.» Nuestros hermanos y hermanas que salen a evangelizar y reciben el apoyo de material por parte de Cruzada Mexicana, son llevados por el Espíritu Santo de Dios para hacer estas buenas obras que sirven para que muchos conozcan que Cristo les ama y quiere renovar sus vidas. Gracias al Señor por tantos y tantos cristianos valientes que llevan la bandera de la fe.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: