Saltar al contenido

Una pequeña semilla que ha crecido y está dando frutos

Iglesia Sinaí, pastor Luis Alberto Tapia Valerio
Tijuana, Baja California

Con la llegada de la pandemia a nuestra ciudad, la mayoría de los establecimientos fueron cerrados y con ellos, las escuelas. Las medidas tienen el propósito de reducir los riesgos de contagio y salvaguardar la salud de los niños.  Sin embargo, esta situacion trajo consigo nuevos problemas que empezaron a ser contraproducentes para la salud física y mental de los niños.

Yo veía la necesidad en muchos hogares de mi colonia, madres frustradas de no saber de que manera poder controlar a sus hijos. Por este motivo, sentía en mí, una carga muy grande.  Me puse en oración a Dios, para que Él ayudara a estas familias y Su respuesta no se hizo esperar, Él puso en mi corazón contribuir con estas familias, aunque aún no sabía de qué manera hacerlo.

Un día asistí a la iglesia, y el líder de evangelismo nos compartió que tenía folletos de Cruzada Mexicana; nos ofreció el material para la evangelización de nuestras colonias. Me acerqué a él con la intensión de ver si había algo que pudiera llevar para estas familias y habían 2 folletos que llamaron mucho la atención y que sabía podrían ayudarme para compartir con los niños de mi colonia: La pelota de Juanito y El camino a Dios. Tomé unos para estudiarlos y compartirlos. 

Así comencé a llamar la atención de estos niños y al poco tiempo pude establecer una escuelita bíblica en mi casa, donde actualmente comparto con 18 niños las historias y enseñanzas de la Biblia. Al poco tiempo, me di cuenta que esto empezó a traer efectos positivos para muchos hogares y continúe haciéndolo.

Una tarde, después de terminar la clase, una niña de nombre Lesly se acercó a mí y me comentó que había compartido sus folletos a unos amiguitos de otra colonia donde vive un familiar. Comentó que les había gustado mucho, pero, como no tenía más, no pudo darles a otros niños. También me comentó que ella deseaba mucho tener una Biblia para que cuando fuera a visitar a sus amiguitos de la otra colonia se las pudiera leer y compartirles las historias que aquí había aprendido. Esa noticia llenó mi corazón de mucho gozo, pero no contaba con una Biblia para darsela a Lesly, así que prometí conseguirle una. 

Acudí con el hermano Luis Tapia, líder de evangelismo de la iglesia y le comenté la situación y por gracia de Dios, él tenía algunas Biblias que Cruzada Mexicana había enviado. Me proporcionó 3 Biblias para tener en casa por si alguien más llegara a necesitar una y me dió más folletos para que Lesly pudiera compartir con sus amiguitos.

Ahora Lesly esta aprendiendo a dar clases para poder compartir con los niños de la otra colonia la Palabra de Dios. 

Doña Estela con su Biblia y folletos para compartir

Lesly también ha compartido la Palabra de Dios con doña Estela, madre de uno de los niños que asiste a su grupo de estudio y también pidió si le podíamos regalar una Biblia y algunos folletos para compartir con sus familiares.

Carmen Valencia

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Una pequeña semilla que ha crecido y está dando frutos" Deja un comentario

  1. “Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”. Así dice el Salmo 119:105 y es nuestro sincero deseo que la Biblia recibida por esta señora, alumbre su vida y entendimiento y llegue a formar parte de la familia de Dios. Oremos por la pequeña Leslie y la labor qu está haciendo entre sus amiguitos.

A %d blogueros les gusta esto: