Saltar al contenido

CategoríaBautismos

Conocieron a Jesús por un folleto y ahora se bautizan

30 almas, jóvenes, adolescentes y adultos, han decidido aceptar a Jesús como su único y auténtico Salvador.

Hago pública mi confesión de fe en obediencia al mandato de Dios

Comprendí mi condición de pecador, acepté que Cristo murió por mi

Solamente con la ayuda de Dios pude salir adelante

Fue una gran sorpresa para mis padres verme llegar a visitarlos a su hogar con una Biblia en mano.

En el folleto comprendí cuán importante es la familia para Dios

Una mañana, mientras me encontraba haciendo las compras en el mercado, una persona se me acercó y me regaló el folleto La familia lo es todo.

El testimonio de «El mapache»

El pastor me abrazó y me dijo: «Cristo te ama y yo también»

Conoció a Jesús en la cárcel y ahí se bautizó

Entonces, me acerqué al lugar dentro del penal dónde los hermanos se reúnen para escuchar la Palabra de Dios.

Comprendí que Dios existe y es real

Ahora, ¿cómo puedo hacer para estar con Dios?

Reconocieron a Jesús como su Salvador y fueron bautizadas

Nos gozamos en que nuestras hermanas pidieron ser bautizadas en obediencia a la enseñanza escrita en la Biblia.

Ahora viviré para hacer Su voluntad

Deseo ser ahora quien lleve el mensaje de salvación a otros

Llegó el momento en que entendí el gran amor de Dios por mi

… y lo acepté como mi Salvador

Aunque se burlen de mí, mi fe no la cambio por nada

Con ésta seguridad le ruego a Dios para que abra el entendimiento de mi familia.

Me habló de Cristo y mi vida cambió por completo

Me dijo: «Si tomas del agua de la vida que es Jesucristo, jamás tendrás sed»

Dios tocó mi vida a través de un folleto

Aún recuerdo las palabras y el mensaje que tocó a mi corazón cuando leía el folleto.

Tenía que ser bautizada, mostrar mi fe en Dios

Ahora con todo este conocimiento sé que debo vivir en santidad.

Un testimonio de obediencia

Se que es necesario hablar con las personas sobre el milagro que Dios hizo en mi vida, para que más conozcan el bendito e inagotable amor de Jesús.

La corrieron de su casa pero no dejó de orar por su familia

Dios respondió las oraciones y también su madre ha recibido a Cristo en su corazón y las dos se han bautizado.

A %d blogueros les gusta esto: