Saltar al contenido

Todo cambió cuando mi hijo me compartió un folleto

Iglesia Nuevo Comienzo, pastor Guillermo Calderón Hernández
Centro Comunitario Gold Creek Nuevo Comienzo
Puerto Vallarta, Jalisco

Estamos MUY gozosos de poder recibir el material de trabajo para nuestros niños y los tratados para evangelismo que el ministerio de Cruzada Mexicana nos ha proporcionado para que a la par de compartir los alimentos con algunas familias de esta colonia, también les brindemos el alimento espiritual para que de esta forma nutran su cuerpo y alma.

Por causa de la pandemia nuestras autoridades nos pidieron cerrar nuestro comedor, esto fue una triste noticia para muchos hogares quienes los pocos ingresos que obtienen de la recolecta y venta de plásticos en el basurero municipal, no les es suficiente para llevar el alimento a todos los integrantes de su hogar, por ello, buscaban la ayuda de este comedor comunitario. Nosotros rogábamos mucho a Dios que las autoridades cambiaran de parecer y nos dieran la oportunidad de abrir nuevamente nuestro comedor.

Gracias a Dios a mediados del mes de abril reabrimos el comedor comunitario, lamentablemente muchas familias ya habían buscado por otro lado el sustento para su familia, pero poco a poco los niños se empezaron a acercar nuevamente al comedor. La ayuda que recibimos de Cruzada Mexicana, nos permitió poder visitar algunos hogares con la finalidad de comunicarles que nuevamente estábamos para apoyarles. Al paso de los días, los niños que asisten al comedor han traído a otro. Son aproximadamente 30 niños los que asisten y reciben el discipulado con el libro Ha Resucitado, 15 de estos niños han aceptado a Cristo y comienzan a venir a la iglesia los domingos.

Algunas madres de familia que se han acercado al comedor están tomando el discipulado El camino de la felicidad. Es maravilloso ver como Dios está obrando en la vida de estas familias. Antes, los congregantes de la iglesia dirigíamos la oración por los alimentos, ahora son los niños quienes lo hacen y abrazan el evangelio para salvación suya y para presentársela a sus familias.

«Debido a la pandemia mi esposo quedó desempleado y a causa de esto el sustento en nuestro hogar comenzó a faltar. Empezamos a asistir al comedor comunitario donde nos brindaban el apoyo con los alimentos y con pañales y leche para mi niño de 1 año y 9 meses y para mi niña de 4 meses.»

«Nuestra necesidad era bastante grande y gracias a Dios, los hermanos del comedor han sido de gran bendición a nuestro hogar, aquí nos han brindado los alimentos desde el desayuno, comida y merienda y en ocasiones nos dan verduras y sopas para preparar los alimentos en casa.»

«Como familia nos sentimos muy bendecidos, ya que en medio de nuestra necesidad Dios llegó a nuestras vidas por medio de Su Palabra. Fue a través de la vida de mi hijo Dylan de 9 años quien nos compartió un folleto titulado La familia lo es todo, y nos contó que había conocido y aceptado a Jesucristo como su salvador. Me sorprendió ver como al paso de los días su comportamiento fue cambiando. Esto me motivó a acercarme al hermano Guillermo y platicar con él. Así hemos comenzado a estudiar la Palabra de Dios.»

«Hoy estamos estudiando el discipulado El camino de la felicidad, nuestros temores y preocupaciones se han ido, Dios las ha transformado en dicha y felicidad, ahora ayudo en el comedor comunitario a preparar los alimentos para los niños y las familias que asisten a este lugar, además les compartimos la palabra de Dios para que también ellos acepten a Dios en su corazón

Elizabeth García Tenorio

Si deseas leer el material mencionado en este testimonio, haz clic en la imagen correspondiente.

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Todo cambió cuando mi hijo me compartió un folleto" Deja un comentario

  1. Dice la palabra de Dios en el Evangelio de San Lucas capítulo 15:7, que hay gozo en el cielo cuando un pecador se arrepiente. Nos gozamos con los hermanos de la Iglesia Nuevo Comienzo y el Pastor Calderón.

A %d blogueros les gusta esto: