Saltar al contenido

Quiero ser hija de Dios. Se que pronto estaré en Su presencia

Iglesia Sólo Cristo Salvo, pastor Luis Ignacio Marín
Lázaro Cárdenas, Berriozábal, Chiapas

El municipio de Berriozábal, se considera parte de la zona metropolitana de Tuxtla Gutiérrez. Las comunidades de Lázaro Cárdenas y La Libertad no cuentan con los servicios de alcantarillado ni agua potable; están olvidadas por las autoridades. La mayor parte de los habitantes de estas comunidades viven en pobreza extrema; casas de cartón y madera. En esta zona hay mucha inquietud por dos grupos que luchan por la tenencia de la tierra; hemos sido amenazados de un desalojo, por falta de escrituras. Estamos orando a nuestro Dios para que pronto podamos tener nuestros documentos en orden.

Así mismo, los pobladores sufren problemas sociales como alcoholismo y drogadicción. ¡Y no buscan a Dios!

Por el problema de la pandemia de COVID-19, los niños que asistían a las escuelas, han dejado truncadas sus clases de primaria debido a que no cuentan con internet para seguir estudiando. 

«Visitamos a la señora Melly Ramírez en su hogar y le entregamos una despensa.  No sólo le fue llevado alimento físico, también el espiritual. Cuando le compartimos la Palabra de Dios, Melly derramó sus lágrimas dando gracias a Dios por habernos dirigido a su hogar, ya que ella se encontraba pasando una terrible situación de salud.  Oramos por Melly y recibió a Cristo en su corazón. Ahora, en su hogar se ha formado una célula de estudio bíblico, con el discipulado El camino de la felicidad.» 

Hugo Borges, líder de evangelismo

Dios nos ha permitido llevar a cabo este proyecto de Semana Santa, con el apoyo de Cruzada Mexicana. Estuvimos predicando el Evangelio de Jesucristo; fuimos a los hogares más necesitados llevando despensas. Sin embargo, por la inseguridad que existe y por los constantes robos a casa habitación, encontrábamos mucha desconfianza al inicio del proyecto. Esto nos obstaculizaba para que nos permitieran entrar a sus hogares. El enemigo estaba presente queriendo interrumpir la obra de Dios. Pero el poder del Señor es grande, maravilloso y más fuerte. ¡Dios permitió que las personas abrieran sus puertas! A los pocos días de iniciar el proyecto, algunos de nuestros líderes enfermaron, la iglesia oró y ayunó a favor de nuestros hermanos y el Señor Jesucristo puso Su mano sanadora sobre cada uno de nosotros para levantarnos y completar este proyecto para que muchas personas fueran alcanzadas.

Los resultados fueron muy buenos, se pudo llegar a personas que por su condición espiritual no deseaban ir a la iglesia, pero si aceptaron tener una reunión en su hogar. Los niños fueron instruidos en la Palabra de Dios, recibieron a Jesús como su Salvador.

«Cuando visitamos a Doña Reyna Jiménez y su familia, estaban muy agradecidos por el gran regalo que Dios les dio, no sólo por la despensa que les había entregamos, también por escuchar las Buenas Nuevas que el Señor les tenía preparadas a sus hijos.»

«Ella y su familia se vieron muy interesados en seguir estudiando la Palabra de Dios y han iniciado el discipulado El Camino de la felicidad

«Dios está obrando en las vidas de Reyna y su familia.  Poco a poco, toda ésta se está integrando a las reuniones de la iglesia. Su hija Lourdes está muy interesada en conocer de la Palabra de Dios. Ella no se pierde ninguna lección del discipulado, siempre está presente.»

«Jesucristo está transformando su vida y ha permitido que sus niños también estudien con nosotros la Palabra de Dios.

Hugo Borges, líder de evangelismo

Así como estos testimonios compartidos por nuestros líder de evangelismo, también les comparto cuando llegamos a la casa de la señora Consuelo Martínez, una anciana de 92 años. Con el apoyo que nos dio Cruzada Mexicana, le entregamos una despensa y también aceptó escuchar la Palabra de Dios. 

Orando por Doña Consuelo y su hija Clara

Por su avanzada edad, se le dificulta leer los versículos de la Biblia que están en el discipulado. Gracias a Dios, contábamos con el Audio evangelizador y fue tal el impacto en ella al escuchar el mensaje de Jesucristo a través del audio, que dijo:

“Oren por mí para que Cristo perdone mis pecados; para ser yo su hija, ya que por la edad que tengo en cualquier momento me llamará a Su presencia y quiero estar con el Señor en el cielo.”

Consuelo Martínez

Su hija, Clara Luz, al escuchar a su madre decir esas palabras, también tomó la decisión de recibir a Cristo como su Salvador.

Este proyecto de Semana Santa ha sido de mucho impacto para estas comunidades, porque muchas familias han sido alcanzadas para el Reino de Cristo. Tenemos que reconocer que solos no podríamos haber logrado estos resultados, pero el apoyo que recibimos de parte de Cruzada Mexicana ha impactado la vida de los hermanos de la iglesia y la vida de las familias de esta comunidad.

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Quiero ser hija de Dios. Se que pronto estaré en Su presencia" Deja un comentario

  1. Oremos porque el Espíritu Santo cubra los cuerpos de nuestros hermanos que llenos de fe y confianza en la protección de Dios, salen a llevar la Semilla del Evangelio a los hogares de sus comunidades. Confiamos y nos tomamos de esta promesa que encontramos en el Salmo 91:4-6….

    Con sus plumas te cubrirá,
    Y debajo de sus alas estarás seguro;
    Escudo y adarga es su verdad.

    No temerás el terror nocturno,
    Ni saeta que vuele de día,

    Ni pestilencia que ande en oscuridad,
    Ni mortandad que en medio del día destruya.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: