Saltar al contenido

Testificando del poder de Dios

Iglesia Esperanza Viva, pastor Luis Antonio Acevedo Valadez
Monterrey, Nuevo León

Monterrey es una gran ciudad con más de 1 millón de habitantes, con familias provenientes de varios estados de la República Mexicana, pero también con una gran problemática de pandillerismo, alcoholismo, adicciones y problemas similares en sus colonias. Las cárceles están llenas y muchos de los que ahí están son jóvenes envueltos en la delincuencia organizada que han dejado sus familias con muchos problemas, económicos y emocionales.

Nos hemos propuesto evangelizar nuestro entorno con folletos evangelísticos. Oramos para que más iglesias se sumen y cubramos así nuestra ciudad, llevando el mensaje de paz y salvación. Estos folletos que nos brinda el ministerio de Cruzada Mexicana nos está ayudando mucho pues los folletos hablan del alcoholismo, las adicciones y otros temas como el valor de la familia, la situación de enfermedad, lo que facilita entablar una conversación con las personas compartiendo el fundamento bíblico. Entonces, el Espíritu Santo obra en ellos y es ahí donde nos fortalece Cristo para seguir adelante con este hermoso trabajo de Su obra.

Alejandra, originaria de Ciudad Victoria, Tamaulipas, gracias a Dios y al evangelismo con folletos, un día llegó con una necesidad al lugar donde estábamos predicando. Pidió oración por su esposo llamado Omar quién tenía una herida en su pie por más de 9 meses y que no le había podido sanar. Por esta causa, no podía caminar ni trabajar y usaba muletas para moverse. Ellos tuvieron que viajar para radicar en Monterrey en busca de ayuda médica en hospitales. Este problema lo llevó a gastar mucho dinero, visitar muchos médicos y nada le sirvió.

El día que nos acercamos a predicarle y a orar por él, le compartimos el folleto ¡Ten ánimo, hay esperanza!, lo leímos juntos, le dimos palabra y le animamos.  Después de escuchar la poderosa Palabra del Evangelio, Omar recibió a Cristo en su corazón y en el transcurso de una semana, su pie sanó. Hoy, está llevando una rehabilitación exitosa y ya puede caminar, pero lo más hermoso es que sigue a Cristo. Dios lo sanó, y lo salvó como a la mujer de flujo sanguíneo que tocó el manto de Jesús y que había gastado todo en médicos sin solución.  

Ahora este matrimonio se está congregando y está testificando del poder de nuestro Señor y Padre.

Agradecemos a Dios por habernos puesto en el camino este ministerio que es de mucha bendición con el material de evangelismo, oramos por cada miembro de Cruzada Mexicana para que el propósito por el cual ha sido llamado se cumpla en cada uno de sus miembros según sea la voluntad de Dios.

Pastor Luis Antonio Acevedo Valadez

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

A %d blogueros les gusta esto: