Saltar al contenido

Primero rechazaba a Dios, ahora quiero servirle por siempre

Iglesia Jesús El Buen Pastor, pastor José Cabello Prudente
Copala, Guerrero

En diversas ocasiones había llegado a mi vida la Palabra de Dios, sin embargo, mi corazón duro e idolátrico por el catolicismo, hacía que rechazara totalmente el mensaje de salvación para mi vida. Fui criada bajo los principios y enseñanzas doctrinales de la religión católica, donde aprendí que con sólo confesarme ante el sacerdote, obtenía el perdón de mis pecados y tenía ganado el cielo. ¡Qué equivocada estaba!

En el mes de diciembre, tuvimos la oportunidad de reunirnos con la mayor parte de nuestra familia para recibir el año nuevo. Entre tíos, primos y sobrinos que hacia mucho tiempo no nos veíamos, me reencontré con mi primo José Cabello con quien, en nuestra juventud tuve mucho acercamiento.  Me dio mucho gusto volver a verle y saber que estaba muy bien.

Después de la cena, mi primo tomó la palabra y nos habló acerca del gran amor de Dios. Sus palabras fueron muy hermosas y de gran reflexión para nuestras vidas. Nos pidió permiso para elevar una oración a Dios y bendecir este nuevo año que comenzábamos. Durante el resto de la noche tuve la oportunidad de conversar con él y le expresé lo hermosas que habían sido sus palabras para mi vida. Me comentó que sería mas hermoso si dejara que esas palabras actuaran en mi corazón, me habló de la Palabra de Dios y del verdadero significado de esas fechas. Pasamos largo tiempo conversando.

Al pasar los días, me visitó y para mi sorpresa llegó con unos hermanos a quienes en algunas ocasiones había rechazado su visita. Me sentí un poco avergonzada por eso, pero mi primo me explicó que era evangelista y que tenía ya unos días trabajando en un proyecto con los hermanos de la iglesia Jesús El Buen Pastor. Su visita me hizo mucho bien, poco a poco fui entendiendo de una manera clara y sencilla la Palabra de Dios.

Después de varias visitas, mi primo regresó a su ciudad de origen. Sin embargo, los hermanos de la iglesia continuaron visitándome y me invitaron a integrarme a un grupo de discipulado para poder seguir creciendo espiritualmente. Después de hacer mi oración de Fe, me integré a un grupo de discipulado para empezar a conocer más de Jesucristo.

Haz clic en la imagen para leerlo o solicitarlo

En el mes de marzo, culminé el discipulado El camino de la felicidad de Cruzada Mexicana, para los nuevos creyentes en las iglesias y comencé mi preparación para ser bautizada. A lo largo del discipulado fui conociendo más de Jesucristo; lo que me hizo enamorarme más de Él. Se fue formando en mí el deseo de poder servir a Jesús y sobre todo poder llevar este mensaje de amor que transforma la vida de las personas a todas aquellas almas que han rechazado la oportunidad que Dios les ha presentado para salvar sus vidas.

En este mes de mayo, confirmé mi entrega completa al servicio de Dios bajando a las aguas bautismales y confesando públicamente mi decisión de seguir a Jesucristo hasta que Él venga o hasta que sea el último día de mi vida. Mi alegría fue aun mayor al saber que el que nos bautizaría sería mi primo, ahora ya hermano en Cristo, José Cabello.  Estoy muy agradecida con Dios por haber permitido que esa reunión familiar se realizara. Por ese medio, mi vida dio un cambio total y fue de mucho benéfico para mí.

Martha Cabello Bernal

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Primero rechazaba a Dios, ahora quiero servirle por siempre" Deja un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: