Saltar al contenido

¿Por qué no salimos antes a compartir la Palabra de Dios?

Iglesia Monte Sión, pastor Enrique Mejía Sánchez
Melchor Ocampo, Estado de México

Este municipio se caracteriza por tener huertos familiares, donde cultivan jitomates, cebollas, coliflor, chiles, lechugas y otros vegetales. Los habitantes llevan a vender sus productos en los tianguis en el centro de la ciudad.

Con la dirección del Señor, el grupo de evangelismo, tomamos la decisión de ir al centro de la ciudad a predicar la Palabra con folletos que recibimos de Cruzada Mexicana.

«Estaba evangelizando con el folleto Protegidos o desprotegidos que tiene una foto de policías. En una esquina estaba una camioneta de la policía municipal, y ellos bajaron rápidamente de su camioneta y vinieron hacia nosotros.

Nos preguntaron qué estábamos haciendo, y les entregamos un folleto a cada policía; les mencionamos que Jesucristo es el único que nos da protección y seguridad cuando lo aceptamos como nuestro Salvador. 

Uno de los oficiales comenzó a leer el folleto, y Dios tocó el corazón de este varón porque su rostro cambio a uno de amabilidad y nos dijo: “Pensábamos que era una campaña para desprestigiar a la policía.” Tal vez por pena o porque se encontraba en servicio no pidió que oráramos por él, pero nos pidió folletos que compartiría a los demás policías de la comandancia, y nos dijo: “Sigan con su labor”.

Creemos que la Palabra de Dios no regresa vacía y a su tiempo dará su fruto.»

Georgina González

El pasado sábado 5 de marzo, nos dirigimos al tianguis de la ciudad, dónde se reúnen muchas personas que bajan de las comunidades aledañas, algunos a vender sus productos, y otros a comprar la despensa.

Iniciamos la evangelización a muchas personas y les entregábamos un folleto. Algunas nos permitían conversar un momento y les hablamos del amor de Dios para con ellos y del sacrifico de Jesucristo en la cruz.

«Estaba en una esquina compartiendo la Palabra de Dios y tuve la oportunidad de entregarle el folleto Esperanza en la crisis a Lucia Hernández quien había llegado a este lugar para realizar sus compras de la semana. 

Al momento de recibir el folleto, le llamó la atención el título y le mencioné: “Usted sabe que la situación de la humanidad está en condiciones muy adversas, ¿verdad? Hay calamidades por todas partes. Este folleto trata acerca de cómo el virus más terrible no es el coronavirus, sino el pecado, porque la Palabra de Dios lo dice, ‘por cuantos todos pecaron están destituidos de la gloria de Dios’ Romanos 3:23”. 

Lucia me dijo: “Me hubiese gustado recibir este folleto antes, porque varios familiares murieron contagiados por este virus y sin Cristo. Yo no quiero estar más sin Cristo.”

Lucia entregó su corazón a través de una oración de fe y recibió el perdón de sus pecados; encontró la verdadera paz en Dios que necesitaba en su corazón.

Rosa María Sánchez

Como iglesia de Cristo, también reflexionamos igual que Lucia: “¿Por qué no salimos antes a compartir la Palabra de Dios?”. Por eso el apóstol Pablo mencionó, “¡ay de mí si no predico el evangelio!” 1 Corintios 9:16 Eso podemos decir nosotros también, ¡ay de nosotros si no continuamos con la Gran Comisión!

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "¿Por qué no salimos antes a compartir la Palabra de Dios?" Deja un comentario

  1. La Biblia dice en 2 Corintios 6:2: «En tiempo aceptable te he oído, (nos dice Dios) y en día de salvación te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación. Como cristianos tenemos el deber de llevar el evangelio a toda persona que tengamos al alcance, porque no sabemos si para ella, esta será su última oportunidad para que Jesucristo salve su alma.

A %d blogueros les gusta esto: