Saltar al contenido

Pasen, mi papá los está esperando…

Iglesia Peña de Horeb, pastor Ezequiel Carrillo Dávila
Ciudad Juárez, Chihuahua

En nuestro diario caminar por las calles y casas de nuestra ciudad compartiendo el mensaje de salvación a las familias, con la ayuda de los tratados y folletos que nos provee Cruzada Mexicana, hemos encontrado hogares llenos de necesidad y hambre de la Palabra de Dios. Hemos notado que la pandemia logró sensibilizar el corazón de muchas personas quienes ahora desean conocer más de Jesucristo.

Una vez por semana, junto con varios hermanos de la congregación, realizamos esta labor y en cada ocasión Dios nos ha permitido experimentar Su amor de muchas maneras. Hace unas semanas atrás, Dios puso en nuestro camino la mayor prueba para demostrarle cuánto lo amamos.

Nos encontrábamos visitando casa por casa, llevando folletos y compartiendo el plan de salvación y llegamos a casa del pequeño Brayan. Un pequeño de tan solo 8 años. Le preguntamos si podíamos platicar con sus papás, a lo cual él nos respondió que no se podía en ese momento. No quisimos insistir más y le preguntamos si sabía leer. Nos dijo que poquito, y le compartimos el folleto ¿Quién es el mejor padre del mundo? Le dije: «Toma, dile a tus papás que te lo lean» y nos retiramos de su casa. Pero algo en mi corazón me movía a regresar a ese hogar, pues el rostro del niño reflejaba dolor y tristeza.

La semana siguiente mi corazón estuvo inquieto y le pedí a los hermanos que me acompañaran nuevamente al hogar de este pequeño. Al vernos llegar a su casa se alegró mucho, nos abrió la puerta y nos dijo: «pasen mi papá los está esperando.» Entramos a su casa y nuestro corazón se desgarró por completo al ver al padre del niño postrado en cama con una sonda puesta. El señor se alegró mucho al vernos y nos invitó a pasar. Conversamos con este joven de nombre Audiel Arzola, quien nos contó como a causa de la violencia que vivimos a diario en nuestra ciudad, perdió a su esposa mientras que él recibió 8 tiros de bala causa por la cual se encontraba postrado en cama. El año pasado, a causa de la pandemia, falleció también su madre quien era la única persona que lo cuidaba y con lagrimas en los ojos nos dijo: “Ahora de quien dependo totalmente es de mi pequeño Brayan quien es el que me ayuda a bañarme, limpia la casa y a la medida que puede prepara los alimentos para que comamos. En algunas ocasiones, unas personas nos traen de comer.”

Conocer la historia de este varón removió todo nuestro ser y de inmediato buscamos cómo ayudarle. Después de un tiempo en su hogar y antes de retirarnos oramos por su vida y le hablamos de la Palabra de Dios. Audiel nos pidió que no lo dejáramos de visitar porque desde el día que le dimos el folleto a su hijo, el pequeño le pide a su papá que se lo lea casi todo los días.

El hermano enfermero con Audiel

Dios nos puso esta gran prueba para ver si en verdad le amamos tal como muchas veces se lo decimos. En la actualidad continuamos visitando al hermano Audiel, le estamos compartiendo la Palabra de Dios y hace unos días inscribimos al pequeño Brayan en la primaria y le pedimos el apoyo a un hermano de la iglesia que es enfermero que lo ayude a cambiar la sonda. Le compramos los medicamentos que le hacían falta porque tenía infección en sus riñones y estamos orando mucho a Dios para que nos permita tener los recursos para poder comprarle una silla de ruedas, quien nos comentó que le será de mucha ayuda.

Nos sentimos muy agradecidos con Dios porque a través de un folleto tenemos la oportunidad de llegar al corazón de las personas y presentarles a aquel que puede transformar su vida y que esta dispuesto a suplir su necesidad con el deseo de que sea salvo y que a través de su testimonio pueda compartir del amor de Dios.

Pastor Ezequiel Carrillo Dávila

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: