Saltar al contenido

Me esfuerzo por cumplir el mandato de Dios

Iglesia Jesucristo Sobre la Roca, pastora Roxana Elizabet González Guevara
San Pedro, Coahuila

Agradezco a Dios la oportunidad que me da de ser instrumento en sus manos llevando el evangelio a las personas en las calles, casa por casa, así como con conocidos, utilizando los folletos que Cruzada Mexicana nos envía como una herramienta que nos facilita entablar una plática. 

Ante la necesidad que existe hoy, gente sufriendo por sus necesidades, con amargura, desesperanza, y falta de fe, el folleto ¿Usted es feliz? lo he utilizado para iniciar el contacto con personas que dicen ser felices como viven, pero cuando profundizamos en el tema, se dan cuenta de que no es completamente cierto.

Yo también abrí mi corazón a Cristo para salir de esa ceguera espiritual que tenía. Así conocí la verdad, y el propósito de mi existencia en la tierra. Dios cambió mi vida, le dio sentido, dirección y me ha mostrado hasta el día de hoy Su maravilloso amor. Seguiré caminando de la mano de mi Señor lo que me reste de vida aquí en la tierra, sé que con Él hay paz, armonía y que Él dará solución a las dificultades que suceden en mi caminar.

Me esfuerzo en el mandato que dejó en Mateo 28:19, “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” y con la ayuda de los folletos, podremos seguir impactando a las almas perdidas y que el Evangelio sea anunciado en todas partes.

Ivonne Hernández Martínez

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

2 comentarios sobre “Me esfuerzo por cumplir el mandato de Dios Deja un comentario

  1. Hola bendiciones como hago para obtener material y poder distribuir en mi ciudad con apoyo de la iglesia

  2. Muchos hemos sentido que nuestra vida està completa, hasta que Cristo nos llama para recordarnos que sòlo en Èl podemos sentirnos felics.

A %d blogueros les gusta esto: