Saltar al contenido

Me dijeron que Cristo me ama

Iglesia El Libro de los Hechos, pastor Fernando Llanito
Paseo El Alto, Guanajuato

En los últimos meses, la violencia, y las manifestaciones en contra de las autoridades han aumentado en nuestra ciudad. El ambiente que se vive en esta región es de incertidumbre. 

A pesar de estas circunstancias, como iglesia de Cristo, nos organizamos para predicar el Evangelio de Jesucristo. Aunque el pecado en el mundo aumente, nosotros creemos en la Palabra de Dios, que dice que Su gracia aumentará para rescatar muchas almas para Cristo.

En esta ocasión, iniciamos la evangelización por las calles de la comunidad Manuel Ávila Camacho, así como en parques y casas. Llevamos el mensaje de esperanza y amor en el nombre de Jesucristo.

En el mes de junio, estuvimos evangelizando en puntos estratégicos de la comunidad. A mí me tocó predicar las Buenas Nuevas de salvación con un megáfono mientras entregaba el folleto ¿Usted es feliz? 

«Estaba sentado sobre la banqueta, con el rostro cabizbajo y desperado cuando se acercaron unas personas para decirme que Cristo me ama y ellos también.»

«Después de unos minutos de conversación, me preguntaron que me pasaba y les expliqué que desde hacía quince días había quedado solo. Mi familia me había abandonado por causa de mi problema de alcoholismo.  Había intentado dejar el vicio muchas veces, pero al paso del tiempo, volvía a él. Mi esposa me soportó por más de 5 años, hasta que se cansó.  Estoy aquí porque me senté por un momento, para ir a comprar una cerveza y después quitarme la vida.  Tengo el corazón destrozado. Ya no quiero seguir causándole daño a mis hijos y a mi esposa. Sin embargo, escuché que usted dijo que Cristo transforma el corazón.»

«Entonces, me dijeron que Cristo no sólo transforma el corazón de las personas, perdona sus pecados y le recibe como hijo para darte una nueva vida, alejado de los vicios.  Él te regala la salvación de tu alma.»

«Entonces, cerré mis ojos, quería la paz que estaban describiendo y extendí mis manos para recibir a Cristo en mi corazón.»

Diego Ruiz

La mayoría de las personas se sorprendían cuando les preguntaba si eran felices.  Para la gloria de Dios, tuvimos la oportunidad de orar por varias personas, logrando que tomaran la decisión de recibir a Cristo en su corazón. Tal es el caso de Diego Ruiz, y como él, hay muchas personas que están a punto de quitarse la vida cuando todo lo sienten perdido. A Diego, la misericordia de Dios lo ha alcanzado y lo ha librado de la muerte. Este varón que estaba sin esperanza alguna hoy goza de la salvación de nuestro Señor Jesucristo. Oramos a Dios por la completa restauración de esta familia.

Carmen Godinez

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: