Saltar al contenido

Leeré este folleto y lo compartiré a mis amigos para que también conozcan a Jesús

Iglesia La Cosecha, pastora María Eugenia Ferrer
Juriquilla, Querétaro

La localidad de Juriquilla está formada por barrios, colonias y centros culturales; es de las más pobladas del municipio de Santiago, Querétaro. Dadas las circunstancias por las que estamos pasando a nivel mundial, por causa de la pandemia, la población de este municipio ha sido severamente afectada en salud, economía, en materia moral y espiritual. Aunque el entorno es de miedo, desesperación, incertidumbre en las personas, hemos salido y tenido la oportunidad de hablarles del amor de Dios. Nuestro interés es dar a conocer a Cristo en esta región, para que las personas lleguen a tener paz en sus corazones y confianza en que Dios los ama y protege del mal. 

Como iglesia nos organizamos para formar grupos de evangelismo para llevar la Palabra de Dios a los hogares. A pesar de los obstáculos, logramos ir casa por casa, por las calles y parques para terminar con una campaña evangelística en la cual se alcanzaron varias almas para Cristo.

Después de caminar calle trás calle y tocando cada puerta, nos encontramos con un varón que cargaba algunos objetos. Por el aspecto que presentaba, sospechábamos que era una persona con mucho sufrimiento por causa del alcoholismo y las drogas. Cuando nos acercamos a él, se notaba que su mente estaba perturbada, inconsciente de la realidad. Sabíamos que su vida no tenía esperanza alguna y estaba destinado a la condenación eterna. El enemigo lo tenía esclavizado, pero me acerqué para decirle que Cristo lo amaba, que Él había derramado Su sangre para salvarlo. 

Con la mirada extraviada expresó: “¿quién eres?” Y le conteste: “es Jesús quien te busca para decirte que desde que eras un embrión, dentro del vientre de tu madre te ha amado. Hoy quiere perdonarte y abrazarte si le permites entrar a tu corazón. Aquel varón, al escuchar estas palabras, bajó la mirada, y expresó, “quiero a Jesús en mi corazón.” Entonces le dije, “voy a orar por ti, pero antes dime tu nombre”. «Me llamo Adalberto.” 

Para gloria de Dios, este varón recibió a Cristo como su Salvador y al final le entregué el folleto Se puede salir del alcoholismo.  “Voy a leerlo y compartirlo con mis amigos para que también conozcan de Jesús.”

Haz clic para leerlo o compartilo

Así como Adalberto, ¿cuántas almas viven sin dirección alguna, destinados a la condenación eterna, porque el enemigo ha entenebrecido el entendimiento de las personas? Por eso, es necesario continuar predicando la Palabra de Dios, aún en estos tiempos de muerte, porque tenemos la promesa de Cristo para Su iglesia, que ni las fuerzas del infierno podrán contra ella. Nos tomamos de las promesas de Dios y continuaremos anunciando a las personas que Jesucristo es el remedio para la humanidad.  Queremos agradecer infinitamente a Cruzada Mexicana por enviarnos folletos para realizar este proyecto de evangelismo, en Juriquilla, Querétaro.

Antonio Trujillo

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

A %d blogueros les gusta esto: