Saltar al contenido

La Paz de Dios

Iglesia Roca Eterna, pastor José Vicente Valdez Quintana
Ciudad Obregón, Sonora

Fueron cuatro largos y arduos días de trabajo de evangelismo el que realizamos en nuestra iglesia para compartir la Palabra de Dios con muchas familias con el objetivo de que fuesen alcanzadas por el amor de Dios y de esta forma tuvieran un año 2022 más bendecido en sus hogares.

Con la ayuda de los folletos que Cruzada Mexicana nos otorgó, pudimos compartir el mensaje de salvación a muchas personas en diversos lugares, albañiles, vendedores, por las casas y en plazas públicas. Dios tocó el corazón de algunas personas quienes en su momento nos pidieron oración por sus vidas, otras más nos invitaron a visitarlos en sus hogares con la finalidad de que sus familiares también puedan escuchar la Palabra de Dios.

Dios obró en las vidas de cada persona a quién se le entregó un folleto. Antes de terminar el año realizamos una campaña evangelística en la que invitamos a algunas personas que estuvimos visitando para compartirles la Palabra de Dios. Algunas de estas familias aceptaron la invitación y gracias a Dios entregaron sus vidas a Cristo en esta actividad.

«Tenía algunos días con problemas económicos en mi hogar. En el trabajo las cosas no iban muy bien, había pocos contratos y mal pagados, me sentía bastante frustrado por ello. En cierto momento llegué a considerar cruzar la frontera con la idea de buscar una mejor vida.»

«Estos conflictos hacían que la relación y la armonía en mi hogar se fueran perdiendo cada día; era común las discusiones por situaciones económicas. En varias ocasiones me iba a desahogar con el alcohol.»

«Un día en el trabajo pasaron unas personas a regalarnos unos folletos, me dieron uno de título: ¿Usted es feliz? Ellos se quedaron conversando con nosotros por un momento, la plática fue muy agradable y alegre, nos hablaron del amor de Dios y de como Él tiene cuidado de nosotros. Entonces me acerqué a una de las personas y le comenté mi situación, él me dijo que iba a orar por mi familia y mi petición. Días después volvieron a visitarnos y nuevamente conversamos. Esta vez, José se acercó a mi y me preguntó cómo iba mi situación. Le comenté que seguía en las mismas pero que desde ese día en que oró por mí, había sentido una paz en mi corazón. Él me comentó que esa era la paz de Dios en mi vida.»

«Antes de irse nos invitaron a un evento en la cancha de la colonia para aprender más de la Palabra de Dios. Acepté la invitación y esa tarde asistí con mi familia al evento. Fue algo muy bonito, la enseñanza que nos dieron llenó mucho mi corazón y el de mi esposa, y ese día tomé la decisión de aceptar a Cristo en mi corazón.»

«Días después un amigo se acercó a mí y me comentó que dónde estaba trabajando estaban buscando personal para un contrato de 2 años y que nos iban a pagar muy bien. Comprendí que era Dios quien había escuchado mis oraciones y las de mi esposa. Hoy me siento muy feliz pues tengo un trabajo seguro por 2 años. La situación económica en mi familia se está solucionando de manera rápida y ahora hasta tengo tiempo para salir con los hermanos de la iglesia a compartir la Palabra de Dios.»

Iván García

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "La Paz de Dios" Deja un comentario

  1. En la vida de Iván García, se cumple la promesa eterna que Dios reveló al Apóstol Pablo y que encontramos en el libro de Hechos:16:31, que dice : “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tú y toda tu casa”.

A %d blogueros les gusta esto: