Saltar al contenido

Hoy Cristo me llena y me fortalece

Iglesia Eben Ezer, pastor Néstor Daniel Gómez Renovado
Ciudad Acuña, Coahuila

Donde vivo hay mucha necesidad de Dios, aquí abundan el alcoholismo, las borracheras y la prostitución; hay muchas cantinas donde venden droga y hay muchos jovencitos envueltos en ese ambiente mientras que los padres no pueden controlarlos.

Yo me encontraba perdido en el alcohol y en todo lo malo, gastaba el dinero en cantinas y mujeres y cuando se me terminaban los recursos pedía prestado, empeñaba las cosas que con tanto esfuerzo compraba y terminaba perdiendo todo porque no pagaba la deuda. Los vicios que me tenían dominado. Creía tener amigos, pero cuando tuve necesidad, no me ayudaron. Sólo eran mis amigos cuando les invitaba el vicio, pero nunca se me acercaban cuando la estaba pasando mal. Por el contrario, me daban la vuelta. Vivía en un mundo de falsedad.

Mucho tiempo atrás, me habían hablado de Cristo pero era terco y no daba mi brazo a torcer, creía que yo estaba bien con mi vida. Pero luego tuve una necesidad física y caí en el hospital. Ahí estaba solo, abandonado, sufriendo, lleno de mucha tristeza y con muy poca esperanza. Entonces me di cuenta que necesitaba a Dios.

Quien es ahora mi pastor, junto con algunos hermanos de la iglesia que hasta el día de hoy visitan los hospitales y comparten la Palabra de Dios, me visitaron y me compartieron del amor de Cristo y Su muerte en la cruz por mí. Llevaban algunos folletos de los cuales me compartieron ¡Ten Animo, Hay Esperanza! y ¿se puede salir del alcoholismo?

Ahí, Dios habló a mi corazón, me siguieron visitando y me compartían el Evangelio. Luego el Señor obró en mi cuerpo y me sacó de esa situación. Decidí congregarme en la iglesia Eben-Ezer y acepté a Cristo como mi Salvador. En la iglesia me enseñaron los principios del Evangelio y me bauticé. Ahora sirvo a Dios; soy un hombre nuevo, soy verdaderamente feliz. Hay paz en mi corazón y estoy tomado de la mano de Dios. Ya no me hacen falta esos vicios para no sentirme solo. Hoy Cristo me llena y fortalece.

Hoy sé realmente lo que es vivir bien, agradando a Dios con mi testimonio; le comparto a otros que con Cristo todo es diferente. Él llena todas las áreas de mi vida y nada me falta. Me ha rodeado de mucha gente que testifica de Su poder y Dios me fortalece todos los días por medio de Su Palabra.

Fidencio Cardona

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Hoy Cristo me llena y me fortalece" Deja un comentario

  1. Hay cristianos que piensan que evangelizar con un folleto, no tiene resultados. Diariamente tenemos el gozo de testificar que Cristo utiliza cualquier medio -siempre y cuando éste sea consagrado a Su servicio y se entregue en las manos de alguien que necesita conocer a Jesús. La Palabra de Dios nunca regresa vacía, siempre da el resultado que Dios ha preparado para Su honra y gloria.

A %d blogueros les gusta esto: