Saltar al contenido

He visto la mano de Dios en mi vida

Iglesia Sendero de la Cruz, pastor Bulmaro Benjamín Castillo Ruiz
Ciudad Victoria, Tamaulipas

Continuación del blog: Compartimos el alimento material y espiritual

Un día a la semana, salimos a compartir alimento y folletos a las calles, hospitales y cruceros de nuestra ciudad. Llevamos también una palabra de esperanza a las personas porque hay mucha tristeza por la situación que vivimos con esta pandemia y mucha gente está batallando por falta de trabajo. En los hogares hay discusiones por la frustración de la falta de economía y por tantos enfermos, esto es lo que escuchamos cuando nos permiten hablarles y podemos sentir esa tristeza y desesperanza que los embarga.

Las circunstancias nos están motivando; no pararemos en seguir saliendo a compartir un poco de lo mucho que Dios nos da, junto con las Buenas Nuevas del evangelio que transforma vidas. Sabemos que Nuestro Padre Celestial tiene cuidado de todos y nuestra labor es enseñar a las personas a confiar en nuestro Proveedor y mostrarles las promesas de Dios escritas en la Biblia. Es necesario que todos sepan que toda situación tiene un propósito y que para el que cree en Dios, todo trabaja para bien. 

Lo único que necesitamos es reconocer nuestra condición de pecadores, confesar nuestros pecados a Dios y aceptar a Su Hijo Jesucristo como nuestro Salvador. Muchas personas así lo hacen y sabemos que el Espíritu Santo obrará en ellos. Todo se da en el tiempo y la voluntad de Dios.

«Trabajo como lustrador de zapatos y en varias ocasiones me han compartido folletos y alimentos.»

«Los hermanos me dieron unos folletos y pude conocer el milagro de Jesús que vino a salvarme de mis propios pecados.»

«He visto la mano de Dios en mi vida pues tengo trabajo, comida y un techo donde vivir. Me siento muy agradecido con Dios reconociendo todas sus bendiciones. He leído muchas veces los folletos y he estado orando a Dios, pidiéndole bendiciones para las personas que están pasando tiempos difíciles.»

César Castro

César está muy agradecido con Dios y deseamos que pronto pueda ir a la iglesia con nosotros.

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "He visto la mano de Dios en mi vida" Deja un comentario

  1. Salmos 103:1-5: «Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias; el que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: