Saltar al contenido

Una familia que encontró en Dios, el camino de la felicidad

Iglesia Jesucristo es el Camino, pastora Patricia López
San Pedro Buenavista, Villa Corzo, Chiapas

San Pedro Buenavista, es de los más poblado del municipio, la mayoría de sus habitantes profesan el catolicismo. Con la ayuda de nuestro Señor Jesucristo y el apoyo de Cruzada Mexicana continuamos predicando la Palabra de Dios por diferentes comunidades y barrios de esta región del Estado de Chiapas.

A través del discipulado El Camino de la Felicidad hemos logrado llegar a muchos hogares formando grupos de estudio bíblicos, alcanzando así a muchas personas para Reino de Cristo.

Por la gracia de Dios, están llegando muchas almas nuevas. El espacio del templo ya no es suficiente para todos los hermanos que se congregan con nosotros.

«Antes de iniciar a estudiar el discipulado, El Camino de la Felicidad, tenía muchos problemas en mi matrimonio. No quería aceptar que tan mal estábamos mi esposo y yo pero las  discusiones eran tan constantes que en una ocasión me dijo que ya no me amaba. Mi mundo se vino completamente abajo. Yo era una esposa muy contenciosa, estuve a punto de separarme.

En mi comunidad, por las mañanas anuncian a través de perifonéo las ventas del día. Eran alrededor de las 10 am cuando estaba comprando mis verduras, entonces me entregaron el folleto: Cambio o fracaso.

La persona que me lo entregó me dijo que Cristo me amaba, que había dado Su vida para salvarme a mí y mi familia. Cuando mencionó a mi familia, le dije: «Allí no hay nada que hacer, refiriéndome a la situación con mi esposo.» El hermano me contestó: «Para Cristo no hay nada imposible, solamente hay que creer en Su Palabra, y vera las maravillas del Señor en su vida.»

Después de esas palabras me invitó a estudiar la Biblia. En ese momento me retiré de ese lugar sin contestar a la invitación, pero estando en casa terminé de leer el folleto. Algo pasó en mí que tomé la decisión de asistir a leer la Biblia.

El Señor tocó mi corazón, no aguanté más y comencé a derramar mis lágrimas porque me sentía culpable de haber ofendido a Dios, pero también lloraba en agradecimiento a Dios por Su misericordia para conmigo.

Ahora tengo a Cristo en mi corazón. En la siguiente reunión, invité a mi esposo para que fuera conmigo a estudiar la Biblia. Él no puso ninguna objeción y aceptó ir. Dios ya tenía preparadas estas bendiciones, también mi esposo Rogelio aceptó a Jesús como su Salvador.

Ahora juntos con nuestros hijo, estamos estudiando  la Palabra de Dios. Mi matrimonio está siendo restaurado por Jesucristo. Muchas cosas han cambiado para bien, nunca me imaginé estar con mi esposo en el camino del Señor. Ya hemos terminado de estudiar el Discipulado El Camino de  la Felicidad.

Quiero decirles que Cristo no pierde ningún caso. Él es nuestro abogado e intercede por nosotros para darnos nueva vida.»

María Teresa Gordillo

Así como este matrimonio de María Teresa y Rogelio Guillen, ha sido restaurado, es necesario que continuemos predicando la Palabra de Dios, porque hay muchas familias que se encuentran en las mismas circunstancias y necesitan el amor de Jesucristo para ser transformados.

Agradecemos a Cruzada Mexicana por esta labor de apoyar a la Iglesia de la cual nosotros testificamos de su apoyo. Les rogamos sus oraciones para que el Señor nos dé los medios para comprar un terreno para construir un templo más grande.

Filogonio Roblero

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: