Saltar al contenido

¿Tú qué sabes de la vida de Jesús?

Iglesia Casa y Pan, pastor Daniel Salas
Lomas del Ajedrez, Aguascalientes

Después de mucho tiempo de no salir a las calles a predicar la Palabra de Dios y no tener reuniones presenciales en la iglesia por causa de la pandemia, empezamos a notar el desánimo de algunos hermanos. Aunque tenemos reuniones virtuales, no ha sido suficiente. Nuestra iglesia antes de la pandemia era muy activa, sobre todo el grupo de jóvenes. Damos gracias a Dios, porque tuvimos la oportunidad tener el apoyo de Cruzada Mexicana que nos envió folletos para compartir la Palabra de Dios en nuestra ciudad.

Cuando informamos a la iglesia que habíamos recibido folletos para salir a evangelizar, los jóvenes fueron los primeros en levantar la mano para llevar a cabo la evangelización. Esta respuesta motivó a toda la iglesia para involucrase.  Algunos se comprometieron a orar por los jóvenes que saldrían a las calles y parques a compartir el Evangelio de Jesucristo, para que El Señor los usara como instrumentos para Su obra.

Iniciamos en la colonia Lomas del Ajedrez, en un parque conocido como la “línea verde”; un espacio para la convivencia familiar. Hay gimnasios al aire libre, canchas deportivas de futbol y baloncesto. Muchas personas acuden para practicar algún deporte. Con ese entusiasmo que caracteriza a estos jóvenes de la iglesia, empezamos a evangelizar. Damos la gloria a Dios por usar la vida de Rafael y de los jóvenes que están predicando el Evangelio de Jesucristo. Se cumple la Palabra de Dios en 1 Timoteo 4:12, “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe, y pureza.”

«Me sentí muy feliz porque íbamos nuevamente a evangelizar, es una actividad que me encanta. No podía esperar para recibir mis folletos, al igual que los demás jóvenes con los que iba a salir a compartir la Palabra de Dios.»

«Estuve entregando muchos folletos a las personas que encontré en el parque.  Algunos me daban las gracias, otros se reían de mí. Pero esos desaires no me importaban, yo seguía hablando de Cristo a las personas que me lo permitían.»

«Algo pasó que me llamó la atención especialmente:  Encontré dos personas que estaban en el parque platicando y al acercarme les entregué el folleto La vida asombra de Jesucristo. Uno de ellos me dijo de manera un poco grosera, ¿Tú qué sabes de la vida de Jesús? En ese momento, sentí cierto temor, porque sentí que la pregunta que me hicieron era para burlarse de mí.  Pasó por mi mente el versículo, de Filipenses 4:13, “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” y me entró una calma maravillosa.»

«Entonces comencé a decirles: la Biblia dice en Juan 3:16 que, “Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado su hijo unigénito, para que todo aquel que en el cree, no se pierda más tenga vida eterna” Y continué diciéndo, “Jesucristo es el hijo de Dios, Él vino a este mundo para perdonar los pecados y salvar a la humanidad de la condenación eterna. Usted y yo somos pecadores, y como todos los que pecan están alejados de la gloria de Dios. Usted y yo estamos condenados al infierno sin el perdón de Jesucristo.”  Entonces, le pregunte, “¿Usted cómo se llama?”  Me contestó: “Sergio.”

“Don Sergio, si usted cree en Jesucristo, será salvo, pero si rehúsa a creer en Jesús ya está condenado.  Hoy es el día que tiene la oportunidad de reconocer a Cristo como su Salvador. Los que somos pecadores, tenemos un destino, porque la paga del pecado es muerte, más la dadiva de Dios es vida eterna en Jesucristo.  Hoy, usted puede recibir el regalo de Dios, que es Su Hijo Jesucristo. De usted depende si quiere salvarse o no.”

«Cuando terminé de decir estas palabras, se quedaron callados por un rato y después solamente me preguntaron, dónde estaba mi iglesia.  Le dije que la dirección de la iglesia estaba en el folleto. Esta actividad se realizó el viernes. Cuan grande fue mi sorpresa y mi alegría el domingo, cuando vi llegar a Sergio Barrientos para asistir a la reunión de la iglesia.  Él nos comentó que le había impactado lo que le dije y por esa razón había llegado para escuchar la Palabra de Dios.  Ese día, aquel varón aceptó a Jesucristo como su Salvador. ¡Aleluya!

Rafael

Claudia Díaz

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "¿Tú qué sabes de la vida de Jesús?" Deja un comentario

  1. Oramos porque en México cada día más la juventud se incorpore a las filas de quienes testificamos del Señor Jesucristo. Siempre es muy alentador ver a jóvenes deseosos de compartir su fe con otros.

A %d blogueros les gusta esto: