Saltar al contenido

¿Cómo es posible vivir feliz sin tomar alcohol?

Iglesia Cristo Vive, pastor Jonás Ortiz Avendaño
San Juan Bautista, Oaxaca

La situación de pandemia ha traído aún más pobreza, frustración, enfermedad, y muchas familias separadas. Así como en el resto del país, la población en el municipio es mayormente católica y entregada a la idolatría; buscan la solución a los problemas en sus propias fuerzas. Muchos padres de familia se encuentran sumergidos en el alcoholismo.

«Mi vida antes de conocer a Cristo era muy triste, crecí con carencias y en mi hogar había muchos problemas. Como todo joven, deseaba una vida mejor. Hubo mucha gente en mi entorno que me daba consejos, pero siendo uno joven cree que todo lo sabe y que lo que hacemos está bien.»

«No sabemos elegir las amistades y vamos adquiriendo la forma de pensar de muchos que creen que vivir bien es tener mucho dinero, mujeres y poder. La realidad es que todo eso es pura ilusión pues hay muchas personas que tienen mucho dinero y poder, pero no son felices, viven vacíos, no tienen amor en el corazón. Así era yo.»

«Veía a los cristianos que andaban compartiendo el mensaje de Cristo y me preguntaba si no tenían otra cosa que hacer, pues no entendía su pasión por las almas perdidas, cuando yo sólo me preocupaba por mí y mis deleites. Pero poco a poco, Cristo fue tratando conmigo.»

«Me gustaba tomar -según yo para sentirme bien y disfrutar-, pero sólo eran momentos, pues el alcohol eso hace, te engaña y después del efecto vuelves a tu realidad.»

«Veía a los jóvenes cristianos metidos en la obra de Dios y sus rostros de alegría y sin ningún trago de alcohol o algo parecido, poco a poco, eso empezó a darme vueltas en la cabeza. Me preguntaba, ¿Cómo es posible ser feliz, sin tomar alcohol? Dios estaba empezando a preparar mi corazón. Entonces, empecé escuchando la Palabra y cuando los hermanos oraban por nosotros, que estábamos borrachos, me inquietaba mucho, hasta que finalmente decidí tomar la Biblia que me ofrecían. Eso me llevó a pedir ayuda a ellos para entender cosas que no me parecían claras.»

«Poco a poco, el Espíritu Santo me fue dando entendimiento y mi vida fue transformada.  Llegó el momento en que acepté a Jesús en mi corazón y le entregué mi vida. Ahora me dejo guiar por Él. Él me lleva a las personas que necesitan escuchar Su Palabra y ser libres de todo pecado; les testifico lo que Dios ha hecho en mi vida.»

«Varios hermanos llevamos la Palabra de Dios a los hogares y a las personas en el camino. Hemos podido orar por unos alcohólicos y les hablamos de las promesas de Dios para sus vidas. Uno de ellos de nombre Felipe Ortiz se quebrantó y pidió que le dirigiéramos para pedir a Cristo que entrara en su corazón y le ayudara a dejar el vicio para darle una mejor vida a su familia.»

«Sabemos que dejar que Cristo entre al corazón es el principio de una nueva vida. Estaremos pendientes de Felipe para que se afirme en su conocimiento de Dios y salga de esa esclavitud en la que yo estuve. Para Dios no hay nada imposible, sólo tenemos que creer en Su Hijo Jesucristo y obedecer Su Palabra y todo cambia.»

«Damos gracias a Cruzada Mexicana porque hemos sido muy bendecidos con los tratados que nos han enviado para evangelizar. Estamos seguros de que los folletos impactaran a más de uno; con ellos podemos regalar a la gente mensajes de esperanza con un fundamento bíblico y así, poco a poco, levantar obreros para la obra del Señor, multiplicándonos, como lo hicieron los primeros discípulos de Cristo.»

Alfredo Sánchez

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

A %d blogueros les gusta esto: