Saltar al contenido

Predicador: ¿Es cierto lo que dices?

Iglesia Puerta del Cielo, pastor José Carlos Cervantes
Celaya, Guanajuato

Celebramos una semana de evangelismo en nuestra iglesia Puerta del Cielo. Estamos agradecidos y comprometidos con Dios por amor a las almas perdidas que necesitan ser alcanzadas a través del evangelio de Jesucristo.

Nos dirigimos al Jardín principal de Celaya para predicar la Palabra de Dios.  Este es un lugar muy concurrido por las personas locales y turistas nacionales y extranjeros para observar la arquitectura del siglo XVl, y disfrutar de los dulces de cajeta envinada y quemada tradicionales del lugar. Hay un dicho local que dice: “el que viene a Celaya y no prueba los dulces de cajeta no vino a Celaya.”

Después de varios días de oración, el Señor nos trajo a este lugar para evangelizar con folletos y Biblias. Al igual que el primer día de evangelismo, compartimos la Palabra de Dios con muchas personas. Entre ellas, encontramos diferentes necesidades como la falta de amor, angustia, y resentimiento en el corazón. Después de varias horas de estar predicando y entregando folletos a todas personas que pasaban por allí y otras que estaban sentadas en el Jardín, nos percatamos que en su mayoría eran mujeres. Todas estaban muy atentas escuchando el mensaje de Cristo y de repente se escuchó un grito ¡predicador! ¡predicador! regálame tu Biblia. La que hablaba era una mujer chaparrita, con discapacidad en las piernas, que se conducía en una silla de ruedas.

Pastor José Carlos Cervantes predicando en el Jardín principal

Me acerqué a ella y le pregunté: “¿por qué quieres mi Biblia?” Ella me contestó: “cuando tú llegaste y empezaste hablar me dije a mi misma, este es un loco queriendo engañar a las personas” y no tomé importancia a lo que decías; continúe con mi celular enviando mensajes a mis amigos, pero me conmovieron algunas palabras que dijiste acerca de que Dios no hace acepción de personas, que a todas las ama por igual y que Dios manifestó Su amor con nosotros enviando a Su hijo Jesucristo para salvarnos de nuestros pecados. Por la mala formación que tiene mi cuerpo se han burlado de mí, hay personas que me ven con desprecio aun en mi propia familia. Por eso quiero que me regales tu Biblia para saber más de Dios.  ¿Es cierto lo que tú dices?” 

Lucrecia entretenida en el teléfono. José Carlos predicando

Le respondí: “antes de que te entregue la Biblia dime cómo te llamas.” 

Ella respondió: “Lucrecia Ramírez.” Entonces le pregunté: “¿te gustaría recibir a Cristo como tu salvador?” y ella respondió: “acepto a Cristo.” 

Oré por ella y le entregué la Biblia para que Lucrecia escudriñe las escrituras, para su crecimiento espiritual. Por la fe en nuestro Señor Jesucristo creemos que los pecados de Lucrecia han sido perdonados y hoy disfruta de su nuevo nacimiento en Cristo.  Escrito está: “De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.” 2 Corintios 5:17

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Predicador: ¿Es cierto lo que dices?" Deja un comentario

  1. La Biblia nos exhorta en Romanos 12:15 y 16: “Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran.
    Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes…”
    Evidentemente los hermanos de la Iglesia del Pastor José Carlos Cervantes tienen este mismo sentir y siguen las enseñanzas del Señor Jesucristo, de no hacer acepción de personas y abrieron su corazón a Lucrecia, viéndola como hija de Dios, como debemos hacerlo todos nosotros.

A %d blogueros les gusta esto: