Saltar al contenido

Por su testimonio, ahora su mamá es salva

Iglesia Monte Tabor, pastor Ramón Enrique
Maxcanú, Yucatán

La comunidad de Maxcanú se encuentra ubicada a 60 km de Mérida, Yucatán, posee un sostenimiento económico basado en la agricultura, comercio y empleos de servicios. 

Nuestra iglesia se ubica en la colonia San Román, misma que presenta serios problemas sociales como alcoholismo, drogadicción y desintegración familiar. Esto ha generado una niñez vulnerable.

Estamos convencidos que mediante la evangelización se pueden alcanzar y proteger estos corazones infantiles, mostrando la gracia de Jesús de una forma tangible.

Gracias a Dios, continuamos dándole seguimiento al Proyecto de Navidad que iniciamos en el mes de diciembre del 2020. Hemos formado nuevos grupos de niños con el manual de estudio El Camino de la felicidad.  Esto a hecho que los niños se interesen más en conocer a Cristo y al mismo tiempo invitan a más niños a estudiar la Palabra de Dios. Inclusive, algunos papás acompañan a sus hijos a escuchar la Palabra de Dios.

«Durante estos meses, Gael Chan Uc ha estado asistiendo a los estudios; él es uno de los niños más aplicados en la clase. Su madre Teresa lo acompañó para ver y escuchar qué le estaban enseñando, porque había notado en su hijo un cambio positivo.»

«En su casa, Gael comenzó a ser más ordenado con sus cosas. Ahora, siempre ora para darle gracias a Dios al levantarse y por sus alimentos.»

«Este cambio fue notorio a los pocos días de estar asistiendo a las reuniones. Teresa se quedó a estudiar la lección La realidad del pecado y leímos el texto bíblico “Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado” San Juan 8:34.  Conforme avanzábamos en el estudio y explicábamos la lección sobre el tema del pecado, yo mencionaba que desobedecer a Dios es pecado, no ajustarse al modelo de Dios es pecado, tener la oportunidad de hacer el bien y no hacerlo es pecado, negarse a creer en Jesús es pecado.»

«Entonces Teresa preguntó, ‘¿Qué solución hay para el pecado? Siento que he ofendido a Dios.'»

«Le respondí que todos hemos pecado contra Dios y que lo que produce el pecado en nosotros es destrucción y muerte. La única solución para librarnos del pecado es el regalo de Dios, Su hijo Jesucristo, quien murió por nosotros para pagar el precio de nuestros pecados, en la cruz del Calvario y quien resucitó de entre los muertos para darnos salvación y vida eterna.»

«Teresa tomó la decisión de recibir a Cristo en su corazón, y ahora no ha dejado de asistir a las reuniones con su hijo Gael.  Juntos están aprendiendo a caminar con Dios.

Evelyn Chan

Tu también puedes estudiar este curso.

Haz clic en la imagen para leerlo o solicitarlo.

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Por su testimonio, ahora su mamá es salva" Deja un comentario

  1. Una vez más vemos cumplidas las promesas que nos regala nuestro Dios y que encontramos en Su Palabra (La Biblia): Hechos 16:31
    “Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: