Saltar al contenido

Encontró en Jesús el auxilio que buscaba

Iglesia Rios de Agua Viva, pastor Martín Bueno
Temixco, Morelos

Este lugar es muy concurrido por el turismo nacional y extranjero, para conocer la zona Arqueológica de Xochicalco y los balnearios; es un pueblo de mitos y leyendas así como de tradiciones muy arraigadas, como la celebración del día muertos el día 2 de noviembre. Cada año, realizan concursos de Catrinas y una caravana que desfila por las calles con vehículos decorados en honor a la muerte y sus difuntos, porque tienen la creencia de que las almas de sus muertos vuelven a visitarlos.

Como iglesia, sentimos que es nuestro compromiso predicar la Palabra de Dios, a un pueblo que está muerto en sus delitos y pecados, con su entendimiento cegado. Creemos que el sacrificio de Cristo fue suficiente para salvar a la humanidad. Jesucristo dijo, “Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no andará en tinieblas.” Juan 8:12  Así que como Jesucristo vino a dar luz a los que están sin luz en sus vidas, con esa seguridad hemos iniciado este proyecto de evangelismo por las calles y parques y casas, con los folletos: Socorro de lo alto, El poder de Dios y La vida asombrosa de Jesucristo que recibimos de Cruzada Mexicana.

El pasado sábado 14 de agosto, llegamos al parque para predicar la Palabra de Dios.  A toda persona que encontrábamos le entregábamos un folleto diciéndoles que Jesucristo los ama y que dio su vida por la humanidad, siendo crucificado para el perdón de nuestros pecados y les decíamos que es necesario, recibir a Cristo como su Salvador. 

Pasaron varias horas y nosotros continuábamos con mucha pasión anunciando el evangelio a jóvenes, adultos, y ancianos. Algunos recibían los folletos, muy amigablemente, mientras que otros, no escuchaban la palabra que les predicábamos. Al mismo tiempo, los invitábamos para una actividad evangelística que celebraríamos ese mismo día por la tarde. Así continuamos, anunciando el evangelio de Jesucristo toda la tarde.

Nos acercamos a un grupo de tres mujeres adultas, una niña, y un varón que estaba tomando cerveza de nombre Ignacio González. Les hablamos del sacrificio que Cristo hizo en la cruz por amor a nosotros, y les entregamos el folleto Socorro de lo alto. A pesar del estado de embriaguez que tenía este varón, estaba muy atento, más que las tres mujeres , y nos dijo:

“Gracias por su consejo, llevo una semana que salí de mi casa, porque cuando agarro la borrachera no hay quien me detenga. Ya he intentado dejar de beber, pero no he tenido éxito. En más de tres ocasiones, he estado en los centros de rehabilitación y cuando parece que todo está marchando bien, vuelvo a recaer en el alcohol.” 

En ese momento, le mencione que el único que podría sacarlo de la esclavitud del alcoholismo se llama Jesucristo. «Lea este folleto que le estamos entregando y encontrará el socorro que ha buscado en otros lugares, sin encontrarlo.  La palabra de Dios dice: «Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra. No dará tu pie al resbaladero, ni se dormirá el que te guarda.» Salmos 121:2-3

Con esas palabras nos despedimos de aquel varón, pero no sin antes preguntarle cómo se llamaba para seguir orando por él. Nos fuimos con la esperanza en Dios, de que la Palabra sembrada en el corazón de las personas dará fruto, a su tiempo.

Campaña evangelística

Ese mismo día realizamos la campaña evangelística. Estábamos ansiosos porque llegara la hora para iniciar. Para la gloria de Dios se ganaron muchas almas para Cristo, y para sorpresa nuestra, junto con las personas que pasaron al frente para hacer la oración de fe, se encontraba Ignacio para recibir a Jesús como su Salvador.  

El auxilio que buscaba por muchos años, lo encontró ese día en los brazos de nuestro Señor Jesucristo.

Esteban Bueno

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Encontró en Jesús el auxilio que buscaba" Deja un comentario

  1. Es motivo de agradecimiento a Dios, que Ignacio González haya escuchado el llamado de Dios para restaurar su vida, destrozada por el alcoholismo. Ahora es deber de los hermanos de la Iglesia Ríos de Agua Viva de Temixco, Mor., seguir cultivando el corazón de Ignacio con el conocimiento de la Palabra de Dios, porque de esa manara, la tentación del vicio no lo vencerá. En estos casos hay que ser constantes en el cuidado de las almas nuevas que se acercan a los cristianos, sin ningún conocimiento bíblico y hay que alimentarlos con el estudio de la Biblia, pero también con apoyo fraternal en oración y convivencia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: