Saltar al contenido

Se que Cristo me guarda

Iglesia Familia de Dios, pastor Epitacio Lara
Ignacio de Zaragoza, Veracruz

Con esta pandemia, muchas familias han caído en una tibieza espiritual.  Muchos presentan infinidad de excusas para no dedicar tiempo a conocer la Palabra de Dios; que se encuentran con temor a enfermarse, que no tienen dinero, y demás, pero ni en sus hogares buscan al Señor. Muchos sólo confían en sus propias estrategias y sabemos que así nunca estarán seguros. 

Este es tiempo de buscar a Dios aún más que antes, pues Él es el único que puede cambiar este panorama que vivimos. Su palabra dice en 2 de Crónicas 7:14 “si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.”

Por esta razón, como siervo de Cristo, no puedo parar de llevar la Palabra de Dios que salva, sana y restaura. Ahora trabajamos, casa por casa y donde lo permiten les hablamos del mensaje de salvación y establecemos una célula para dar seguimiento con un discipulado. Doy gracias a Dios porque podríamos decir que con este regreso al semáforo rojo sería imposible hacer esta labor, pero vemos la necesidad que hay de dar la milla extra para que el Evangelio sea llevado a toda persona y sean salvos todos. Cristo no promete quitarnos los problemas, él promete estar con nosotros en todo momento, sólo debemos confiar en él, vemos llegar a jóvenes y adultos dispuestos a ser instruidos en el conocimiento de la Palabra de Dios y creemos que después, ellos se multiplicarán en otros empezando por sus familiares.

«En mi vida, tenía muchos problemas que me agobiaban. Ya no quería ni salir de mi casa por tanto temor que tenía a enfermarme. Los hermanos me dieron un folleto y al leerlo, he encontrado la paz en medio de mis problemas.»

«No sé cómo explicarlo, pero los problemas siguen allí, pero ya no me siento agobiada. Ahora, entiendo que debemos cuidarnos, pero además sé que Cristo me guarda de toda enfermedad y que si enfermara Él estará conmigo hasta la resolución del problema o hasta que llegue al final de mi vida.»

«Por lo pronto, deseo seguir aprendiendo más de Dios, quiero continuar leyendo y meditando en las escrituras, buscando cada día Su presencia por medio de la oración, para ser fortalecida y poder compartir con mi familia la paz que ahora siento a través de la Biblia.»

Soledad Martínez

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: