Saltar al contenido

Descubriendo el Camino de la Felicidad

Centro de Rehabilitación CILA, pastora Arminda Valdez Torres
Saltillo, Coahuila

Desde hace más de 32 años, Dios nos llamó a mi esposo y a mí para compartir el evangelio con otros. Empezamos predicando en las cárceles, después en los hospitales. Cada semana, llevábamos el mensaje de salvación y compartíamos folletos de acuerdo con la necesidad de la gente que encontrábamos. 

A causa de la pandemia, nos suspendieron las visitas a los hospitales.  No se permitía a la gente que estuviera afuera y a nosotros se nos hizo saber que estaba prohibido asistir para evitar contagios. Mucho menos podíamos entrar a las salas a orar por los enfermos. Entonces ya no pudimos predicar en los hospitales y así estuvimos por un tiempo.

Ante esta situación, buscamos otros lugares para compartir la Palabra de Dios. Así, hace ya más de un año, estamos predicando en un anexo de un centro de rehabilitación para las adicciones. Después comenzamos a trabajar en otro y ahora son 3 en los que estamos llevando el mensaje de salvación. Aquí, yo le agradezco a Cruzada Mexicana que nos facilitan el manual de El Camino de la Felicidad. Un buen grupo de hombres y mujeres, 80 aproximadamente, ha terminado su discipulado. En los otros dos centros de rehabilitación todavía lo están cursando. Mucha gente entra y sale de estos centros, por lo que es importante contar con este material.

En el Centro de Rehabilitación Ave Fénix, encontramos una mujer que llegó en una condición muy deplorable, estaba completamente mal de sus facultades mentales. Cada semana que la visitábamos, recibía la Palabra y somos testigos de cómo ella fue cambiando; recuperando lucidez y para la Gloria de Dios, ella ahora ya se rehabilitado y ha dejando este lugar. Cuando están aquí, los preparamos para que al salir puedan enfrentar las diferentes pruebas. Rogamos a Dios para que esta mujer encuentre en Él, el camino para la felicidad y que nunca más regrese aquí.

Así mismo, otro joven que llegó muy dañado, siempre estaba distraído, perdido de la realidad, viéndose las manos, se quitaba un zapato y se comportaba como si estuviera inhalando algo. Nosotros lo observábamos y rogábamos a Dios por él.  Poco a poco, hemos visto la vida transformada de este joven y algo que me sorprende grandemente es que cada semana les encargamos aprendan un versículo de acuerdo con la lección de El Camino de la Felicidad y él es uno de los primeros que lo repiten de memoria. Pedimos a Dios que siga obrando en la vida de este joven para que sea totalmente renovado y que lo reconozca como su Salvador.

Le damos gracias a Dios porque nos ha llevado a estos lugares de mucha tristeza y mucho dolor porque así somos instrumentos de Él para llevar un poco de alegría. 

Hace poco, la persona encargada del centro estaba reunida con los familiares de los internos junto con el psicólogo. Nosotros llevamos una bocina y estábamos en el patio compartiendo la Palabra y alabanzas. Esos padres se acercaron y abrazaron a su familiar y Dios me permitió ministrarles, con cierto temor, porque la encargada me podría llamarnos la atención. Pero para sorpresa nuestra, nos dijo que le había gustado mucho y que ella estaba muy contenta porque quería que los padres vieran que una iglesia estaba apoyando al centro de rehabilitación.

Le doy muchas gracias a Dios porque Él va abriendo puertas y cada semana estamos llevando este mensaje de vida. También estoy muy agradecida con Cruzada Mexicana por todo el material, es especial los manuales de El Camino de La Felicidad. Queremos que haya salvación para aquellos que no han conocido al Salvador y este es un medio, una herramienta muy eficaz. Dios les bendiga.

Pastora Arminda Valdez Torres

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: