Saltar al contenido

Cosechando fruto en la huerta de aguacates

Casa de Oración
Nuevo San Juan Parangaricutiro, Michoacán

Nuevo San Juan Parangaricutiro, es un poblado cercano a las faldas del volcán Paricutín, emblema de su estado Michoacán. Es un pueblo de origen purépecha, la mayoría de sus habitantes se dedican al cultivo, hortaliza, artesanía y algunos pocos al comercio. La mayoría de las familias trabaja en los huertos de aguacates, cultivo predominante de la región.

En estos campos podemos oír diariamente muchas historias de nuestros compañeros trabajadores, historias desalentadoras de personas que han perdido su fe en Dios y otras más con mucho resentimiento hacia Dios, porque no han podido salir de la situación económica en que viven. Así, hay algunos otros que se escudan en el alcoholismo.

Como líder de una congregación, Dios puso en mi corazón comenzar a compartir Su Palabra con estas personas haciendo uso de los folletos que nos hizo llegar Cruzada Mexicana. No ha sido nada fácil, muchas de estas personas están aferradas a una creencia o religión, aunque no la profesan como tal, es parte de sus tradiciones. Sin embargó, Dios puso gracia en mí para poder acercarme a ellos para presentar a Jesús como el Salvador.

Fueron varias semanas de trabajo constante, en nuestros tiempos de comida, aprovechaba para compartir con los que estaban cerca de mí sobre la Palabra de Dios. Poco a poco las personas fueron despertando interés por conocer más de Jesús, al grado que ya no era necesario buscarlos, ellos mismos venían y se sentaban a mi lado para escuchar.

Así formamos el primer grupo de discipulado, era necesario capacitarlos y aquí me encontré con un gran obstáculo, no sabía por dónde iniciar. Fue entonces que recordé aquel curso de discipulado que en el mes de Marzo nos compartieron. Corrí a casa y busqué algunos de los manuales de El camino de la felicidad, y encontré 7. Fue grande mi alegría pues yo necesitaba 5. Los tomé y al día siguiente los llevé a mis compañeros.

Dios nos ha permitido culminar el curso de discipulado con las 5 personas que iniciaron. Estamos felices, pues ahora de manera unida, vamos a compartir la Palabra de Dios con todos los compañeros de la huerta donde trabajamos.

Damos gracias a Dios por la vida del pastor y por la labor que estamos realizando, así como por ayudarnos a conseguir más material. Acabamos de recibir los nuevos discipulados: Camino a la Victoria y vamos a comenzar a estudiarlo y a seguir compartiendo la Palabra de Dios con nuestros compañeros para poder crear otro grupo de nuevos creyentes y compartirles de las maravillas de Jesús.

Vicente Ortiz Campoverde

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: