Saltar al contenido

Anhelo seguir aprendiendo de la Palabra de Dios

Iglesia Bautista El Faro, pastor Isaí Otapia Tapia
San Andrés Tuxtla, Veracruz

Siempre he vivido en esta pequeña ciudad de San Andrés Tuxtla Veracruz.  La ciudad es un lugar muy bonito empezando por la naturaleza; aún se puede vivir tranquilamente, a comparación de otros lugares. Puedo decir que es hermoso, claro, hay colonias con un poco de problemas que se ven reflejados en los vicios como el del alcohol.  Hoy en día estamos un poco afectados por la situación que vivimos de pandemia, pero cuidándonos y respetando las normas de seguridad hemos salido adelante.

Antes era una persona muy diferente.  La religión que tenía no me enseñaba los principios que Dios nos ha dejado escritos en Su Palabra para poder vivir bien.  Ignoraba que era necesario conocerlo y saber hacer las cosas que le agradan. Y que, sin conocerlo, se dan todas las cosas que a Dios desagradan. La gente sólo asiste a la iglesia por costumbre y para sentir que ya cumplió.  Eso hacíamos mi familia y yo.

Un día llegó una mujer que pertenece a la iglesia Bautista el Faro; ya antes nos había invitado a la iglesia, pero no aceptábamos. Yo sentía que no era algo que tuviera suma importancia. Hoy, agradezco a Dios que tuvo misericordia por nosotros y que a través de esta hermana que nunca se dio por vencida e insistía en compartirnos de Cristo, Dios pudo hablar a nuestra vida y cambiarla totalmente. El Señor nos ha mostrado Su amor y fue Él quien nos trajo aquí para conocerle cada día más; cambió nuestra manera de pensar e incluso nuestra manera de vestir. Aún no está toda mi familia en los caminos de Dios, pero oramos para que pronto vengan a los pies de Cristo.

Ahora tengo a Cristo en mi corazón y soy guiada por Su Espíritu Santo; sé cuál es el propósito por el cual estoy aquí; sé que me falta mucho por conocer de la Palabra, pero agradezco a Dios que Él ha puesto a las personas, siervos suyos, quienes me ayudan a comprender más de lo que el Señor quiere de mí, para glorificar Su nombre y testificar a toda criatura. 

Agradezco a los hermanos de Cruzada Mexicana por este curso de El Camino de La Felicidad en el cual estoy reforzando algunas cosas que ya sabía y aprendiendo otras para poder compartir con más personas.  Anhelo seguir capacitándome para poder ser de bendición para otros llevándoles el Evangelio de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

María Fernanda Sánchez

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

A %d blogueros les gusta esto: