Saltar al contenido

Ahora voy a compartir el discipulado con otros

Iglesia Vida en Unidad Bethel, pastor Vicente Meza Camacho
Puebla, Puebla

Esta pandemia nos ha obligado a actualizar nuestras herramientas de trabajo en la obra de Dios. Una de ellas es prepararnos para ser buenos líderes, con conocimiento bíblico para poder ser buena influencia para otros. Agradecemos a nuestro Padre Celestial quien nos da toda herramienta, Él sólo requiere de nosotros una actitud de servicio y un corazón dispuesto para ser instruidos y dejarnos capacitar por Él.

Antes de entender lo que realmente significa aceptar a Cristo como mi Salvador, creía que era suficiente con ir a la iglesia ocasionalmente, leer un poco la Biblia, que además ni la entendía bien. Pero obviamente, seguía viviendo como cualquier persona mundana pensando en los deleites de la carne: fiestas, gastar dinero, echar relajo, y cosas similares. Sin embargo, Dios me hablaba y hablaba por medio de muchas personas, pero en mis pensamientos eso era religiosidad.  Pensaba que era una exageración estar mucho tiempo en la iglesia y leer la Biblia me daba sueño, no entendía y no podía decir que fuera tan interesante como una novela romántica. En mi vida tuvieron que pasar cosas fuertes, como escasez de dinero, enfermedad, peleas en el hogar y me fui sintiendo acorralada por los problemas. Poco a poco empecé a sentir la necesidad de buscar a Dios, pero no sabía cómo, pues se me enseñó a rezar y cuando lo hacía, me sentía igual. 

Mi vecina me empezó a compartir el Evangelio y le pedí me ayudara orando por mí y mi familia. Ella me invitó a unos estudios que llevaban de la Biblia y acepté la invitación. Allí fue dónde fui obteniendo respuestas de parte de Dios. Empecé a hablarle a mi familia sobre mis experiencias y con la ayuda del Espíritu Santo nos abrió el entendimiento y ahora podemos comprender Su amor para toda la humanidad. 

Gracias a Dios, hoy nuestro hogar es casa de oración y servimos en la iglesia Vida en Unidad Bethel, dónde nuestro pastor Vicente Javier se preocupa por prepararnos para ser buenos líderes dentro y fuera de la iglesia. Tomamos la capacitación a los líderes con el discipulado El camino de la felicidad para posteriormente impartirlo en las casas de oración. 

Haz click para leerlo, compartirlo o solicitarlo

Este es un discipulado muy fácil de entender. ¡Me ha ayudado mucho! Ahora voy a compartilo con las personas que puedan asistir a mi hogar, pues por la pandemia muchos tienen temor a enfermarse, pero en reuniones de pocas personas y con las medidas de seguridad lo lograremos. 

Dios nos bendice para que seamos de bendición para otros. Gracias hermanos de Cruzada Mexicana que nuestro Señor Jesucristo siga bendiciéndoles.

Andrea Cortés

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Ahora voy a compartir el discipulado con otros" Deja un comentario

  1. En Cruzada Mexicana no nos cansamos de dar gracias a Dios por la vida de personas como la hermana Andrea Cortés, por su testimonio es el de miles de mexicanos que pasan por la misma experiencia: una vida religiosa pero sin fundamento, porque el fundamento es reconocer que Cristo es el único salvador de nuestras almas y quien nos bendice con paciencia, fe y confianza de que nuestras luchas se harán más llevaderas, si lo tenemos a Él como nuestro guía. Oremos por Pastores como el Pastor Vicente Meza y los líderes de evangelismo de la Iglesia Bethel.
    Recuerde que pronto tendremos nuestra Escuela de Oración «Cambiemos al Mundo»,¡ esté pendiente!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: