Saltar al contenido

Un gran regalo para su crecimiento espiritual

Iglesia Nueva Unción, pastora Alma Lilia Sánchez Maldonado
Acapulco, Guerrero

En el mes de agosto del 2019, tuve la dicha de conocer y aceptar a Jesucristo como mi Salvador. En medio de la angustia y el dolor por diversas situaciones que estaba pasando en mi vida, llegó a mí la Palabra de Dios a través del folleto ¿Has encontrado lo que buscabas? Esa pregunta cautivó tanto mi corazón que no dudé en leer el contenido del folleto y éste me llevó a entender el por qué de la situación que estaba pasando en mi vida.

Los días pasaron, y leía una y otra vez el folleto con el deseo de poder conocer más de Dios; llamé al teléfono que venía al reverso del folleto y platiqué con la hermana Alma Lilia quien me explicó que se encontraba en Chilpancingo, pero que le daría mi teléfono al Pastor Edgardo, encargado de la misión en Acapulco, quien con gusto se comunicaría conmigo para visitarme y compartirme más de la Palabra de Dios. Así fue como el pastor se comunicó una hora después de hablar con la hermana y acordamos un día para que me visitaran en casa.

Me sentía muy feliz, pero a la vez, un poco preocupada porque mi esposo no es una persona religiosa y no quería que lo tomara a mal. Sin embargo, el día que le platiqué de la visita de los hermanos, aunque lo noté un poco serio, no me prohibió recibirlos. Aun sin saber cómo orar o como dirigirme a Dios, le pedía que tocará el corazón de mi esposo y también él conociera de Jesucristo.

Después de 3 semanas consecutivas de visitas, el pastor me comentó que algunas personas a quienes él visitaba vivían cerca de mi domicilio y que él deseaba abrir un grupo de discipulado en mi hogar. Eso fue una maravillosa noticia pero tenía que consultarlo con mi esposo para saber su opinión. Al contarle este asunto, mi sorpresa fue muy grande, pues él permitió que se abriera un grupo de estudio en nuestro hogar.

Con la llegada de la pandemia nos vimos en la necesidad de suspender las reuniones de estudio, pero buscamos la manera de seguir alimentándonos de la Palabra de Dios. Esto fue un poco difícil ya que no contaba con una Biblia en mi hogar y solamente cuando platicábamos con el pastor a través de llamadas telefónicas era cuando él podía leernos algunas citas bíblicas.

En este año las cosas han ido mejorando; en mi hogar todo es diferente desde el día en que acepté a Jesús como mi Salvador. Este año, el pastor me dijo que ya era bueno empezar a congregarme en la iglesia y me invitó a asistir un domingo. 

Fue una maravillosa experiencia estar en la iglesia y poder adorar a Dios. Al término del servicio el pastor me llamó a mí y a otras 4 personas más, nos reunió y nos dijo: Quisiera darles un regalo que les ayudará mucho en su crecimiento espiritual, y a cada uno nos dio una Biblia. Entonces nos pidió que también oremos por el ministerio de Cruzada Mexicana, pues gracias a ellos, es que podemos tener una Biblia. He comenzado a leerla bajo las instrucciones del hermano Edgardo y pido mucho a Dios para que pronto mi esposo pueda estar a mi lado estudiando juntos la Palabra de Dios.

Keyla Lizbeth Nucamendi

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

2 comentarios sobre “Un gran regalo para su crecimiento espiritual Deja un comentario

  1. Y nosotros nos unimos a orar con Keila, en la confianza de que Dios moverá, en el momento indicado, el corazón de su esposo y pronto juntos adorarán a Dios como familia.

  2. oramos por la familia de esta hermana cuya vida fue alcanzada por el Señor y así también lo haga con su esposo que es su deseo

A %d blogueros les gusta esto: