Saltar al contenido

Tulum para Cristo

Iglesia Cielos Abiertos, pastor Cristino Solís Che
Tulum, Quintana Roo

Tulum, es considerado pueblo mágico por sus zonas arqueológicas de la cultura maya. Existen extraordinarias ruinas que se encuentran a la orilla del mar Caribe. Es un lugar muy popular, visitado por turistas nacionales y extranjeros.

La situación de angustia en la población se puede calificar como alta y se nota en la tasa de suicidios que ha subido constantemente como nunca en la historia de este municipio. Las causas son mayormente económicas y emocionales.

Hemos iniciado la evangelización en esta región con la finalidad de que las personas vengan al conocimiento de la Palabra de Dios y reconozcan a Cristo como su Salvador.

En medio de la adversidad, nos hemos encomendado al Señor, con la seguridad de que Dios va con nosotros, así como lo hizo con sus apóstoles, como dice la Palabra de Dios: «Y ellos, saliendo predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la Palabra con las señales que la seguían» Marcos 16:20

Dios se ha manifestado poderosamente alcanzando almas para Su Reino. Familias completas han sido rescatadas del pecado. Los folletos que recibimos de Cruzada Mexicana han sido de mucha bendición porque nos han permitido llegar a muchos hogares con el mensaje de salvación.

«Es la primera vez que participo en una actividad de evangelismo y me di cuenta de la gran necesidad que hay en las personas, no solamente de cosas materiales sino también, la gente siente un gran vacío espiritual y es por esto el aumento de suicidios sobre todo en jóvenes. El enemigo ha cegado el entendimiento de la humanidad, por eso la maldad se ha multiplicado. Pero el Evangelio de Jesucristo es poder de Dios para destruir toda hueste de maldad.»

«Confiamos en el Señor, continuamos predicando Su Palabra y con el apoyo de Cruzada Mexicana podremos cambiar el rumbo de la ciudad de Tulum.»

Ramón Dzul

Un comentario sobre "Tulum para Cristo" Deja un comentario

  1. En lugares turísticos como Tulum, existen dos realidades: la ficticia del glamur para los visitantes y la verdadera, de un pueblo marginado y casi olvidado por las autoridades. Oremos por la Iglesia Cielos Abiertos para que Dios los siga usando para llevar luz y esperanza por medio de la Palabra de Dios.

A %d blogueros les gusta esto: