Saltar al contenido

Nuestros hermanos bautizados Parte 1

Primera Iglesia Bautista Dios es Amor, pastor Humberto Cumi Sosa
Conkal, Yucatán

Conkal se encuentra en el centro del Estado de Yucatán, es considerado parte del área metropolitana de la ciudad de Mérida. La población ha aumentado consideradamente, esto ha provocado que la situación social sea complicada; el alcoholismo, la prostitución, y la delincuencia van en aumento cada día. Nuestra congregación está ubicada en el centro del municipio, y observando nuestro entorno, hemos visto la gran necesidad de predicar el evangelio porque hay muchas familias atrapadas en los vicios. Por eso solicitamos folletos a Cruzada Mexicana para evangelizar, casa por casa, por todo el municipio.

Gracias a Dios, logramos formar un buen grupo de hermanos dispuestos a compartir Su Palabra, logrando alcanzar almas para el Reino de Cristo.  Comenzamos a discipular a todas las personas que aceptaron a Cristo como su Salvador para que su fe en Cristo se fortalezca y lleguen a bautizarse, como un acto público, renunciando al mundo y reconociendo su fe en Cristo Jesús.  

«Me encontraba en el mercado de la ciudad cuando me entregaron el folleto: Jesús Maravilloso Salvador

El hermano que se acercó a mí me dijo que solamente Dios era maravilloso y grande en misericordia porque envió a Su Hijo Jesucristo a perdonar nuestros pecados y salvarnos de la condenación del mundo.

Al llegar a mi casa, comencé a leer cuidadosamente el folleto y vi que traía la dirección del templo. Un domingo decidí ir a la iglesia y lo que escuché me convenció. 

Fue así como recibí a Jesús en mi corazón. Yo pertenecía a la religión católica y tenía mis imágenes, era idólatra, pero por amor a Cristo entendí que tenía que renunciar a todo eso para convertirme en una hija de Dios.

Gracias a Dios cambié de dirección, y tomé la decisión de bautizarme, como lo ordena nuestro Señor Jesucristo. Yo me siento muy gozosa porque sé que mi Señor está conmigo.» 

Estefanía Cumi

 

«Antes de conocer a Cristo, me gustaban las fiestas y los bailes; era parte del grupo de danza la Jarana Yucateca.

Nunca me había interesado escuchar a los evangélicos, cuando los miraba cerca de mi casa les cerraba las puertas para no escucharlos, aunque muchas veces les decía que los recibiría, pero simplemente, les decía eso para que me dejaran de hablar de la Palabra de Dios.

En una de tantas veces que me buscaron, me entregaron el folleto La familia lo es todo. Al leerlo, entendí que la familia fue creada por Dios y es muy importante para la sociedad y fue por eso que Dios envió a Su Hijo Jesucristo para restaurar a la familia. Era necesario que yo creyera en Cristo para así salvarme y para que mi familia también pudiera ser salva.

Entonces tomé la decisión más importante de mi vida, aceptar a Cristo como mi Señor y Salvador. 

Ahora ya fui bautizada por obediencia a la Palabra de Dios, y espero que pronto toda mi familia reciba a Cristo en su corazón.  

Rosa Dzul

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Nuestros hermanos bautizados Parte 1" Deja un comentario

  1. Yucatán fue por mucho tiempo un lugar donde el cristianismo era seguido por la mayoría de los habitantes. En los últimos años el crimen organizado ha ido posicionándose de mucho territorio mexicano. Debemos orar mucho por nuestros hermanos yucatecos y que Dios los guíe hacia aquellas personas que están listas para recibir a Jesús como lo hicieron Rosa y Estefanía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: