Saltar al contenido

Poco a poco, se acercaron los adultos. Primero fueron los niños

Misión Camino a Emaús, pastor Raymundo Mejía Ramírez
Rosarito, Baja California

Hemos visto la gran necesidad que existe en muchas de las iglesias que se encuentran en algunos municipios de Baja California. Las comunidades dónde están establecidas estas misiones son de escasos recursos. La mayoría de las familias que habitan ahí provienen de diversas partes del país, y algunos de otros países. Prácticamente son comunidades pobladas por migrantes que vienen en busca del gran sueño americano y cuando no pueden pasar la frontera, se establecen aquí.

Constantemente, los hermanos encargados de estas misiones nos solicitan el apoyo con herramientas y capacitaciones, con el fin de compartir la Palabra de Dios. De igual forma, nos expresan la necesidad que existe de víveres para las familias, quienes en la actualidad han perdido sus trabajos a causa de la pandemia.

Orábamos antes de iniciar el trabajo de evangelización

El conocer esta situación, tocó nuestros corazones y como iglesia nos organizamos para realizar una Cruzada de Evangelismo durante el mes de junio, en el estado de Baja California. Iniciamos en la misión que se encuentra en las Playas de Rosarito.  Durante los meses previos, nos dedicamos a recolectar ropa en buen estado, alimentos no perecederos y zapatos. De igual forma, para compartir la Palabra de Dios, preparamos material de evangelismo y de discipulado que nos proveyó Cruzada Mexicana

Nos estuvimos preparando espiritualmente, mediante ferviente oración a Dios con el deseo de obtener grandes frutos. Sentimos el respaldo de Dios durante todo el tiempo que estuvimos realizando este proyecto.

Los niños fueron los primeros en asistir a la clases

Al llegar a la comunidad de El Rosarito, fuimos bien recibidos por el pastor y los miembros que conforman su iglesia; oganizamos todos los recursos llevados, y nos preparamos para iniciar nuestras actividades. Durante 3 días consecutivos estuvimos compartiendo la Palabra de Dios en las calles de algunas comunidades cercanas a la misión. Al principio sentíamos el rechazo de las personas quienes se mostraban indiferentes, sin embargo, Dios comenzó a obrar en la vida de los niños, quienes asistieron a las enseñanzas bíblicas que las hermanas estuvieron compartiendo con ellos. 

Poco a poco, los adultos se fueron acercando

Poco a poco, la Palabra de Dios fue entrando en los hogares a través de estos pequeños. Al finalizar esta Cruzada en dicha comunidad, 28 de estos niños aceptaron a Cristo como su Salvador y fue por medio de ellos que sus padres comenzaron a llegar a los servicios evangelísticos que realizábamos por las tardes a las afueras de una escuela, en una de las calles mas transitadas y 8 personas más aceptaron a Cristo como su Salvador.

El trabajo inicial fue realizado con gran éxito, y pudimos ver la mano de Dios obrar en cada vida. Ahora, el pastor Raymundo continúa trabajando en los discipulados con las personas que aceptaron a Jesús como su Señor y esperamos pronto conocer más historias de otras personas que han sido alcanzadas a través de Su Palabra.

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Poco a poco, se acercaron los adultos. Primero fueron los niños" Deja un comentario

  1. Va nuestra oración en favor de nuestros hermanos de la Misión Camino a Emaus, su Pastor Raymundo Mejía para que Dios les bendiga e ilumine para seguir bendiciendo a esa comunidad. Oramos especialmente por los 28 pequeños que recibieron a Jesús.

A %d blogueros les gusta esto: