Saltar al contenido

Mi familia y yo creemos en Dios y Sus promesas

Iglesia Mahanaim, pastora Alejandra Pérez Rosas
Tecamachalco, Puebla

Aún vivo y dependo de mis padres, considero que soy ordenada y respetuosa de las decisiones de ellos. Me inculcaron la religión católica y asistía voluntariamente aunque no comprendía muchas de las cosas. Esto fue despertando en mí mucho interés por estudiar la Biblia.

Cuando inició la pandemia y empezaron a cerrar las iglesias, tiendas, plazas, y escuelas, una amiga y vecina me invitó a escuchar la Palabra de Dios en su hogar. Me explicó que cómo también su iglesia estaba cerrada, decidieron hacer reuniones de estudio bíblico en su hogar. Me llamó mucho la atención, aunque tenía temor porque desconocía cómo eran estos estudios de la Biblia con cristianos, pues yo era católica. Pedí permiso a mis padres explicándoles que tenía curiosidad por ver como lo hacían y aceptaron que asistiera.

Fui, pero sentía que no encajaba, sin embargo continué asistiendo y poco a poco conocía más de Dios y la Biblia; estaba comprendiendo que era en realidad obedecer a Dios y vivir en comunión con Él. Mientras seguía yendo a la iglesia católica pero conforme pasaba el tiempo decidí ya no pertenecer a esa religión pero no sabía cómo comunicárselo a mis padres. La hermana que nos daba el estudio, es líder en la iglesia y me dijo que invitara a mis padres a las reuniones.

Yuliana con su mamá

Así lo hice, hablé con mi mamá pero se negó a ir, no me prohibió nada pero en ese momento, no aceptó la invitación. Poco tiempo después, la hermana habló con ella y le hizo una nueva invitación. No sé cómo pero mi madre aceptó y le gustó mucho así que siguió asistiendo. Nos regalaron unos folletos que compartimos con mi papá. Poco a poco Dios fue obrando en mi familia, fuimos discipulados y preparados hasta que decidimos bautizarnos.

Hoy seguimos adelante tomados de la mano de Dios. Nuestro propósito es continuar y perseverar con la ayuda de Cristo, y servir en la obra. Seguimos utilizando los folletos de Cruzada Mexicana y los compartimos con más personas. Confiamos que el Espíritu Santo obrará en ellos junto con nuestro testimonio.

Con la ayuda de Dios, seguiremos caminando en armonía, unidad y amor, cumpliendo el mandato de la Gran Comisión.

Mi familia y yo creemos en todas las promesas de Dios que están escritas en Su Palabra.

Yuliana Reyes Martínez

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Mi familia y yo creemos en Dios y Sus promesas" Deja un comentario

  1. Interesante la frase que la joven Yuliana dice en este hermoso testimonio: “El Espíritu Santo obrará en ellos, junto con nuestro testimonio”. La Palabra de Dios siempre trae consigo frutos de salvación para muchas personas.

A %d blogueros les gusta esto: