Saltar al contenido

¿Hasta cuándo vienes para hablarme de Dios?

Iglesia Monte de los Olivos, pastor Leonel Cerino Tosca
Ranchería Jiménez, Nacajuca, Tabasco

Estamos muy agradecidos primeramente con Dios y con Cruzada Mexicana por el apoyo que nos han dado enviándonos literatura evangelística. Hemos pasado muchas dificultades, a causa de la pandemia dejamos de evangelizar y algunos hermanos partieron con el Señor.

Los nuevos hermanos que se bautizaron, son el resultado del trabajo que realizamos en la Ranchería Jiménez del municipio de Nacajuca. El estado de Tabasco sufrió severas inundaciones por las lluvias el pasado mes de Octubre de 2020, siendo ésta región gravemente afectada. Muchas familias perdieron todo lo que poseían.

Con la ayuda del Señor entregamos a los damnificados colchonetas y despensas y al mismo tiempo les hablábamos del amor de Cristo. La Ranchería Jiménez, es una pequeña población indígena del municipio de Nacajuca, su lengua es el Chol aunque también hablan Español.

Después de varios meses, volví a ésta comunidad y encontré a una de las personas a quien le entregamos una colchoneta. Me dijo: «¿Hasta cuándo pastor vienes a hablarme de Dios?», le contesté: «a esto vine…». Éste varón escuchó la Palabra de Dios y recibió a Cristo como su Salvador:

«Fui enseñado por mis abuelos, de acuerdo a las tradiciones de mis antepasados a rendirle culto a la naturaleza; me enseñaron que el hombre proviene del maíz y que para nosotros los choles es algo sagrado. Cada ciclo de cosecha, nuestra costumbre es rendir culto para que los dioses estén contentos.

En mi corazón existía  un vacío que ningún ritual que realizaba lo podía llenar. Recuerdo las palabras que me dijo el pastor por primera vez: «el Dios de los cielos y la tierra te ha bendecido con esta colchoneta.» Por mi mente pasó el preguntarme: ¿cuál?

La segunda ocasión que encontré al pastor le pregunté ¿quién era su Dios? El me contestó con la Biblia:

«Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.» Romanos 1:20-25

Estos textos bíblicos hablaron a mi mente y corazón. Por muchos años había estado ciego, por eso el vacío que sentía en mi alma nunca había sido llenado por los rituales que practicaba. Le pregunté al pastor: «¿Qué puede hacer por mí para que su Dios sea mi Dios?» El me contestó: «Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo»

«¡Yo quiero a Jesucristo en mi corazón!» Entonces, oró por mí. Ahora mi vida es otra, estoy leyendo la Biblia y he tomado la decisión de bautizarme porque entiendo que es necesario nacer del agua y del Espíritu, con la ayuda del Señor les diré a mis hermanos choles que Jesucristo es el verdadero Dios que hizo los cielos y la tierra.

Ricardo Jiménez

Estos milagros que nuestro Dios continúa realizando en estos tiempos nos motiva a continuar pregonando Su Palabra para alcanzar aquellas personas que se encuentran sin esperanza, algunas cegadas al entendimiento tal como se encontraba Ricardo. Estos nuevos hermanos que se han bautizado, son resultado de que el mismo Ricardo cuando creyó en Cristo, comenzó a decir a todos cómo conoció a Dios.

Hoy, hemos logrado establecer una nueva misión en esta ranchería. Les rogamos sus oraciones para continuar predicando a todos los habitantes de esta etnia. Que Dios los llene de bendiciones.

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "¿Hasta cuándo vienes para hablarme de Dios?" Deja un comentario

  1. ¡Qué impactante frase le dio Ricardo al Pastor Manuel Cerino de la iglesia en Nacajuca, Tabasco! A veces no nos damos cuenta que hay personas que esperan que vayamos a regar y abonar la semilla que hemos sembrado en el corazón de ellos. Cuando evangelizamos, debemos regresar con las personas para decirles que nos interesan, que las amamos y que no están solas.

A %d blogueros les gusta esto: