Saltar al contenido

¡Jesús me cambió, me enamoró, me cautivó!

Iglesia Jehová Jireh, pastora María Ovalle
García, Nuevo León

Me llamo Ana Nayeli Mendoza Cortés. Mi vida estaba sumergida en el vicio de las drogas, me drogaba de manera continua y eventualmente llegué al fondo.  No podía dejar el vicio. Me enfermé, pero los doctores no podían hacer nada por mí, me sentía deprimida, triste y desesperada porque enfermé física y espiritualmente hasta el punto de pensar en quitarme la vida ya que no encontraba salida.

Un día, una persona me dio un folleto: Tu adicción tiene solución. Esa persona me presentó a Jesús. Él me cambió, me enamoró, me cautivó.  Me di cuenta del enorme sacrificio que hizo por mí en la cruz, Él llevo mis heridas y mi cansancio.

La iglesia Jehová Jireh en todo momento, nos ha apoyado a mí, a niños y otros jóvenes y familias, para seguir adelante, conociendo más a Jesucristo. Cuando los doctores no tenían solución, Jesús me mostró la salida, me restituyó y ahora puedo decir que por Su gracia y misericordia, lo que para el hombre es imposible para Dios es posible.

Doy gracias a Dios porque a través del folleto, Tu adicción tiene solución, muchas almas están llegando los pies de Jesús y se han arrepentido.  Estos folletos traen un hermoso mensaje, necesitamos llevarlos a mucha gente que se encuentra en esa misma situación como yo estaba. Debemos seguir sembrando la semilla de la Palabra de Dios.

Gracias, hermanos de Cruzada Mexicana, siervos de Dios.  Pedimos que Dios bendiga grandemente su vida y el Señor haga resplandecer Su rostro sobre ustedes.  Gracias por su apoyo y su esfuerzo. Estamos agradecidos con ustedes y con nuestro señor Jesucristo. A Él sea dada toda la gloria y la honra.

Ana Nayeli Mendoza Cortés

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "¡Jesús me cambió, me enamoró, me cautivó!" Deja un comentario

  1. Nuestra continua oración por Nayeli y por muchos que han salido de las garras de la drogadicción. Que Dios los proteja y conserve en Sus caminos para no volver atrás.

A %d blogueros les gusta esto: