Saltar al contenido

Cuánto necesitaba la paz de Dios en mi corazón

Iglesia Puerta del Cielo, pastora Laura Alanis
Fresnillo, Zacatecas

Bendito sea el Señor que nos permite continuar predicando Su Palabra en este municipio de Fresnillo, Zacatecas. Este lugar se ha vuelto muy peligroso debido la proliferación del crimen organizado, pero a pesar de estas adversidades no desmayamos; estamos convencidos que es a través de la Palabra de Dios que podemos cambiar el rumbo de nuestras comunidades.

Estamos entregando una Biblia a las personas que reciben a Cristo como su Salvador. Estas Biblias, las recibí de parte de Cruzada Mexicana con la finalidad de compartirlas con las personas alcanzadas para que tengan una herramienta para su crecimiento espiritual. Como lo escribió el salmista:

«Lampara es mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.»

Salmo 119:105

Para nosotros como iglesia es muy importante que los nuevos creyentes escudriñen las escrituras, para que su fe aumente y para que puedan vencer las tentaciones. Confiamos en que si tienen conocimiento de la Palabra, jamás serán avergonzados.

«Quiero darle la gloria y la honra a mi Señor Jesucristo por haberme salvado y perdonado mis pecados.»

«Antes de conocer a Cristo, mi vida estaba destruida, me encontraba hundido en el alcoholismo y las drogas. Y todo me salía mal. Por poner mi confianza en otro ser humano, me pagaron mal. Fue terrible mi situación, yo quería salir de mis problemas pero en realidad más caía en el fango de la desesperación. En varias ocasiones me habían hablado de Dios, pero estando en mi necedad decía: «no hay Dios».

«No se que pasó, la hermana Laura me invitó a leer la Biblia. Sin poner pretexto, acepté la invitación. La hermana abrió su Biblia y le dio lectura el siguiente pasaje: «Así que arrepentíos y convertíos para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio.»

«Cuánto necesitaba yo paz en mi corazón y el único que podía dármela se llama Jesucristo. La hermana Laura oró por mi para que recibiera al Señor como mi Salvador; me entregó una Biblia y me dijo: ‘escudríñala porque allí esta la vida eterna’. Sé que no lo merezco por que hice mucho daño a las personas, pero el Señor en Su misericordia, ha perdonado mis pecados. Ahora me he convertido en un hijo de Dios.»

«Mi compromiso es estudiar esta Biblia para que algún día pueda predicar la Palabra de Dios a aquellas personas que están en las mismas condiciones que yo me encontraba.»

Ricardo Alonso

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

A %d blogueros les gusta esto: