Saltar al contenido

Con la Biblia conozco más de Dios y Su amor por mi

Iglesia Torre Fuerte, pastor Sergio Fernando Meza Amarillas
Guamúchil, Sinaloa

Mi infancia fue muy difícil, marcada por la violencia, el resentimiento y la pobreza. Desde muy temprana edad tuve que trabajar para ayudar a mi madre.  Mi padre siempre estaba ahogado en el alcoholismo y las drogas, lo que nos dio una vida miserable y de dolor. Los gritos, maltratos y peleas, eran constantes en nuestro hogar.

Cansado de este tipo de vida, tomé la decisión de irme de casa y vivir mi propia vida. En un principio tenía el deseo de superarme, para lograr ser alguien en la vida y ayudar a mi madre y mis hermanos.  Sin embargo, al pasar el tiempo y las malas compañías, todos esos deseos se fueron perdiendo y ahogando en el alcohol y las drogas; las calles llegaron a ser mi hogar, las pandillas mi familia y el alcohol y las drogas mi alimento diario.

Tenía mucho resentimiento con Dios, pues en muchas ocasiones le supliqué, llorando, que nos ayudara a salir de esta miseria en la que vivíamos.  Ver el sufrimiento de mi madre me partía el corazón, pero, nunca tuve una respuesta, y hasta llegué a pensar que Dios no quería a las personas humildes. Tiempo después, escuché a unas personas hablar de un Dios que condenaba a los pecadores, que los enviaba al infierno y eso me hizo sentir aún más en contra de Dios.

Una tarde, cuando estaba agobiado por las adicciones, los problemas y cansado de la vida que llevaba, me abandoné y me tiré a mi suerte, sin objetivos en mi vida. Comencé a caminar sin rumbo alguno hasta dónde mis fuerzas me lo permitieran.

Sin darme cuenta, mis pasos me llevaron a una iglesia, dónde en el exterior se encontraba un grupo de personas regalando comida y compartiendo unas palabras muy hermosas. Hablaban de un Dios de amor, que perdona todo pecado y que restaura la vida de las personas. He de reconocer que me acerqué por la comida, pero después de saciar mi hambre física, un varón se acercó a mí, y me ofreció un espacio para bañarme y asearme.  Me dieron ropa y comenzaron a platicarme del amor de Dios, esa tarde fue maravillosa para mi vida.

A partir de ese día, tomé la decisión de iniciar un proceso de rehabilitación.  Los hermanos de la iglesia Torre Fuerte, me brindaron su ayuda y su respaldo, me compartieron la Palabra de Dios por medio de algunos folletos y comencé a conocer acerca de un Dios lleno de amor, un Dios compasivo y perdonador, ese Dios que tanto tiempo estuve buscando sin saberlo.

Ahora puedo entender que Dios siempre estuvo cuidando de mi vida, pero para que yo lo conociera, tenía que acercarme a Él y pedirle que entrara en mi vida y me hiciera una nueva persona. Comprendí que Dios no hace las cosas por arte de magia. Gracias a las Biblias que Cruzada Mexicana nos ha enviado, he podido aprender más de Dios y Su Hijo Jesucristo. Estoy aprendiendo a vivir conforme a las promesas que Dios tiene para todo aquel que cree en Él.

Hoy le pido a Dios que me ayude a formar una vida digna de Su presencia y me de sabiduría de lo alto así como las palabras adecuadas para llevar el mensaje de salvación a mi familia y a la vida de muchos jóvenes que se encuentran en las calles atrapados por las garras del enemigo.

Jorge Antonio Urías Valdez

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Con la Biblia conozco más de Dios y Su amor por mi" Deja un comentario

  1. Mi oraciòn por Jorge Antonio Urìas para que Dios fortalezca su espìritu y lo ayude a seguir adelante en la nueva vida que Cristo le ha dado. Por èl y por tantos y tantos hombres y mujeres, jòvenes, niños y ancianos que son rescatados dìa a dìa de los lazos de satanàs.

A %d blogueros les gusta esto: