Saltar al contenido

¿Cómo no estar agradecido con Dios por todo lo que ha hecho conmigo?

Iglesia Libro de los Hechos, pastor Fernando Moreno
Paseo del Alto, Guanajuato

El Señor ha puesto en nuestro corazón el llevar la Palabra de Dios a los Centros de Rehabilitación y anexos. Durante los últimos cuatro meses que hemos compartiendo la Palabra de Dios con literatura de Cruzada Mexicana, ha sido de mucha bendición. Hemos logrado alcanzar varias almas para Cristo.

El discipulado que hemos utilizado para que los internos conozcan de Dios es El Camino a la Felicidad. Las lecciones bíblicas de este discipulado han impactado la vida de muchos internos que se encontraban perdidos, sin rumbo alguno. Ahora han reconocido a Jesucristo como el Señor y Salvador de sus vidas y han tomado la decisión de bautizarse haciendo pública su fe y renunciando al mundo y sus deseos.

Luis Alberto

«Antes de que conociera a Cristo, estaba perdido en el mundo de la drogadicción y el alcoholismo. Satanás me tenía atrapado, estaba acabando con mi vida y mi  familia. Mi entono se había convertido en un infierno, problema tras problema,

No encontraba la salida a esa vida que llevaba. Me decía en mi mente: «no volveré a ingerir ninguna droga porque no quiero lastimar a mi familia.»

Lo intenté muchas veces pero nunca pude. Llegué a este lugar para desintoxicarme pero en mi corazón sentía un gran vació; a mi mente llegaba el deseo de matarme; en mi cuerpo sentía muchos dolores.

Resultó que estaba enfermo de hipertensión y tiroidea. Me convulsionaba y mi cuerpo empezó a hincharse porque estaba reteniendo líquido. El médico me dijo que necesitaba diálisis.

Una mañana, llegó un grupo de hermanos a predicar la Palabra de Dios diciendo que en Cristo hay esperanza para todo aquel que cree y se arrepiente de todo corazón. Recuerdo muy bien las palabras del que estaba predicando, expresó fuertemente ¡Jesucristo murió en la cruz por nuestros pecados y por sus llagas fuimos curados!

No se que pasó en mi, me levanté rápidamente y corrí hacia donde estaba el predicador para que orara por mí. Fue así como recibí a Jesucristo en mi corazón. Él Señor ha cambiado mi vida; me ha fortalecido; me ha sanado de la enfermedad que me estaba matando.

Soy una nueva criatura, mi hogar ha sido restaurado por mi Señor. ¿Cómo no estar agradecido con Dios por todo lo que ha hecho conmigo? Tomé la decisión de bautizarme para que el día de mañana pueda servirle compartiendo Su Palabra con aquellas personas que están en las mismas condiciones en que yo me encontraba.

Gracias a Dios he salido del centro de rehabilitación para incorporarme a la sociedad, estoy trabajando de vigilante en un estacionamiento de autos. Desde luego que estoy asistiendo a las reuniones de la iglesia.

A las personas que lean mi testimonio quiero decirles que es verdadero porque mi Señor me ha transformado de gran manera. Toda la gloria sea para nuestro Señor Jesucristo.»

Luis Alberto
Luis Alberto en la iglesia

Así como Luis Alberto a testificado del poder restaurador de Dios en su vida, muchos mas están siendo transformados por Palabra de Dios. Continuaremos anunciando el Reino de Cristo a las personas hasta que Él venga por Su iglesia. Agradecemos a Cruzada Mexicana por apoyarnos para continuar con la Gran Comisión.

Pastor Fernando Moreno

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

A %d blogueros les gusta esto: