Saltar al contenido

Ayúdenme por favor

Iglesia Puerta del Cielo, pastor Jos[e Carlos Cervantes
Celaya, Guanajuato

Después de varios meses de inactividad y no poder salir a evangelizar por causa de la pandemia, gracias a Dios, nuevamente, el equipo de evangelismo y su servidor hemos regresado con mucha pasión para anunciar las buenas nuevas de salvación por las casas, calles, parques y hospitales de Celaya. Cada integrante del equipo de evangelismo tiene una función que desempeñar: algunos entregan folletos, otros por medio del perifoneo anuncian el evangelio de Jesucristo, otros entregan alimentos a los más necesitados, otros oran por las personas que han recibido a Cristo como su Salvador.

En el primer día de la semana de evangelismo nos dirigimos al Hospital General de Celaya donde se encuentran trabajadores de la institución, desde el que hace la limpieza, enfermeras y médicos, hasta los pacientes con diferentes enfermedades. Algunos de estos están en etapa terminal. Fuimos dirigidos por El Señor para llevar las buenas noticias de salvación a este Hospital para decirle a las personas que en Cristo Jesús hay esperanza. 

Compartiendo un poco de alimento con el necesitado

Muchas personas se acercaron para recibir un bocado de pan, pero también para escuchar la Palabra de Dios. Algunas personas se acercaban desesperadas, llorando y pidiendo que intercediéramos por ellos ante Dios. 

Tal es el caso de Maribel Martínez.  Se nos acercó pidiendo auxilio con estas palabras:

“Ayúdenme por favor, me encuentro sola y desesperada; me encuentro enferma y sin dinero para comprar mis medicamentos.”

La hermana Teresa la tomó de la mano y los demás hermanos se acercaron para orar por Maribel para que Jesús entrara a su corazón y le diera la paz que estaba buscando. En el momento de la oración, Maribel derramó sus lágrimas pidiéndole al Señor perdón por sus pecados reconociéndolo como su Salvador. 

Orando por Maribel Martínez

Fue sorprendente ver como el semblante de esta mujer cambió, y expresó:

“Sentí que alguien me tomaba en sus brazos y el peso que sentía sobre mi espalda disminuyó.” 

Ese fue un día de milagros porque así como Maribel que se encontraba desesperada y angustiada, en Cristo encontró el descanso para su alma.

También oramos por muchas personas que se encontraban en las mismas circunstancias. Estas otras personas estaban necesitando una palabra de amor de parte de nuestro Señor Jesucristo y la recibieron. 

La escritura dice en Isaías 1:18: “Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.”

El Señor nos ha llevado de triunfo en triunfo porque nos ha permitido llegar a las personas que estaban esclavizadas por el pecado y Cristo los ha hecho libres. Agrademos a Cruzada Mexicana por el apoyo que hemos recibido para continuar con la gran comisión.  El folleto que más hemos utilizado en nuestra labor evangelizadora es Carta de amor paternal el cual ha impactado a muchos corazones; aun los más duros e incrédulos han sido transformados por el poder de Dios.

Haz clic en la imagen para leer el folleto o solicitarlo

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

A %d blogueros les gusta esto: