Saltar al contenido

Todo es posible tomados de la mano de Dios

Iglesia Soldados de Cristo, pastor Héctor Suárez Pérez
Xalapa, Veracruz

El entorno de la colonia dónde vivo en Xalapa, Veracruz, es inseguro, mayormente por las noches. Estamos a la orilla de la ciudad, y en varios puntos de la colonia se vende droga muy descaradamente. La policía no interviene para nada. En esta colonia hay muchas mamás solteras que trabajan de noche y dejan a sus hijos en casa. Sin embargo, no todos los chicos obedecen y hay veces que a altas horas de la noche andan en la calle y muchos caen en las pandillas.

Antes de conocer a Cristo, yo era una persona negativa y celosa; Hacía cosas indebidas como drogarme, tomar, fumar y siempre andaba con malas compañías. Mi actitud permanente era la de criticar todo y me justificaba por mi manera de ser. En todo, siempre tenía la razón. En mi hogar sólo se tenía que hacer lo que yo decía y no se debía cuestionarme. 

Siempre he trabajado, y al proveer el dinero para mi hogar, según mis pensamientos, era más que suficiente para dominar a todos. ¡Qué equivocado estaba! Me arrepiento con toda el alma, pues hice mucho daño a mi esposa e hijos.  Tuve que tocar fondo en los vicios hasta llegar a un Centro de Restauración (cristiano) dónde al principio me resultó muy difícil pues todo el día, en diferentes horarios, se habla de la Palabra de Dios. Pero, poco a poco, el Señor fue tratando conmigo con Su amor, algo que yo no conocía. En mi corazón sólo había dureza.

Jesús Lobato recibiendo su diploma

En una noche de oración pude comprender todo el daño que había hecho a mi familia y a mí mismo. Entonces le pedí a Cristo me quitara ese corazón de piedra y que me diera uno de carne; le pedí perdón, lo reconocí como mi único y suficiente Salvador y le entregué mi vida.

A partir de ese día, mi estancia en el centro de restauración fue con gozo.  Estaba seguro de que Dios me había llevado ahí para ser restaurado y para que pudiera conocer Su inagotable amor y poder.

Cuando terminé mi tiempo de estancia, continué alimentándome del Evangelio para hoy dar de gracia lo que he recibido de gracia. Junto con un grupo de hermanos salimos para evangelizar y visitar centros de rehabilitación.

Doy gracias a Dios por la oportunidad de una vida mejor. Hoy, testifico que todo es posible cuando nos tomamos de la mano de nuestro Padre celestial.  Ahora, acepto seguir como está escrito en Josué 1:9 “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.”

Jesús Lobato

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

2 comentarios sobre “Todo es posible tomados de la mano de Dios Deja un comentario

  1. Excelente trabajo, felicidades, por favor sigan, k todo lo k hacemos en la obra del señor, no es en año.
    Bendiciones saludos

  2. Ninguna persona es un caso perdido para Dios. Todos tenemos oportunidad de ser restaurados y protegidos por el Espíritu Santo. Seguramente nuestro hermano Jesús Lobato seguirá pasando por momentos de lucha, pero dice la promesa de nuestro Señor: “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” Juan 16:33.
    Si usted, estimado lector, pasa por momentos de lucha y tentación, acérquese a algún grupo que esté estudiando la Biblia y encontrará el respaldo de Dios para que en sus problemas, salga victorioso.

A %d blogueros les gusta esto: