Saltar al contenido

Testifico que hay un Dios vivo

Iglesia Jesús de Nazaret, pastor Abner Dionisio Fuentes
Acayucan, Veracruz

Vivo en Acayucan, Veracruz, en la colonia Cuauhtémoc Cárdenas.  Esta es una colonia que apenas se está poblando, pero me gozo porque algunos vecinos son también cristianos. Tenemos la dicha de estar muy cerca de una casa pastoral.  Nuestra iglesia, Jesús de Nazaret, nos proporciona folletos con los que ha sido posible compartir la Palabra de Dios con todos los vecinos que aún no conocen de nuestro Dios todo poderoso. Estos folletos son herramientas que Dios pone por medio de nuestros hermanos de Cruzada Mexicana.

Antes vivía como muchos de mis vecinos, sin Cristo en el corazón. Llevaba una vida totalmente diferente sin saber a dónde ir; era una persona orgullosa, vanidosa y rebelde, llevando una vida de pecado; sentía que todo lo podía debido al dinero que ganaba con mi trabajo; vivía engañada por el enemigo, mi vida era hueca y falsa. El enemigo, que está como león rugiente viendo a quién devorar y engañar, es experto en la mentira y me hacía vivir cegada. Y yo no lo podía entender. Dios dice en Su Palabra, en San Juan 15:5: “… porque separados de mi nada podéis hacer.”  Ahora sé que Su Palabra es fiel y verdadera porque sin Su ayuda, no podemos nacer nada.

Jesús hizo una transformación en la vida de mi hermano con lo cual pudimos ver el poder sobrenatural que Dios tiene para cambiar, transformar y liberar a todos aquellos que están cautivos bajo la opresión del enemigo. Así mismo, entró en mi vida, haciéndome ver Sus maravillas y cambiando mi manera de pensar y de actuar.  Mi hermano era un hombre que estaba involucrado en la vida homosexual, pero Dios, en Su misericordia, lo hizo libre. 

Fuimos testigos del gran poder salvador de Dios y a partir de ahí empezamos, como familia a creer en nuestro Dios todopoderoso. Hemos visto Su mano en un accidente, y en un atentado del cual nos rescató de los impactos de bala. Estamos con vida, para la honra y la gloria de nuestro Dios.  Yo recibí dos impactos de bala, una hermana recibió dos, y mi hija menor recibió uno.  Dios nos libró de ese valle de sombra de muerte a todos, incluyendo a mis hermanos y mis sobrinos. 

Hoy testifico que no tuvimos temor, Dios es fiel y verdadero.  Él se glorificó en nuestras vidas y es por ello por lo que testificamos nuestras experiencias a aquellas personas que aún no conocen el Evangelio; que aún no creen en Su Palabra. 

Predicamos que hay un Dios vivo, poderoso y que hace milagros. ¡Aleluya! ¡Bendito sea Dios todopoderoso!

Esta experiencia provocó un cambio en mi vida. Dios me hizo una nueva persona con nuevos pensamientos, cambió mi actuar y hasta mi vestimenta. Me hizo una persona llena de fe, una mujer valiente, una mujer que cree en la Palabra de Dios fielmente y en las promesas que Él tiene para cada uno de nosotros. ¡Amen y aleluya! A Él sea la honra y la gloria por siempre. Dios les bendiga.

Karina Martínez Aguirre

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

2 comentarios sobre “Testifico que hay un Dios vivo Deja un comentario

  1. Muchísimas gracias 😊 por compartir Mi Testimonio, Dios les bendiga grandemente 👏🏻👏🏻 desde Acayucan, Veracruz.

  2. Daniel 4:2
    Las señales y milagros que el alto Dios ha echo conmigo, conviene que yo las publique.
    Dios bendiga su vida, familia y a su comunidad, predicando el evangelio de Cristo

A %d blogueros les gusta esto: