Saltar al contenido

Se que el día de mañana podré testificar lo que Dios ha hecho en mi vida

Casa de Rescate, David Cortez
Mexicaltzingo, Estado de México

Desde que el Señor me alcanzó, puso en mi corazón el anunciar las buenas nuevas de salvación. Con Su gracia, hemos recorrido muchos lugares de nuestro país, predicando Su Palabra. Hemos sido testigos de Su poder, restaurando vidas, familias, personas que estaban en el abandono por causa del pecado y han vuelto a nacer y que hoy disfrutan del nuevo nacimiento en Cristo Jesús.

En estos meses del año, hemos estado muy activos en los centros de rehabilitación, predicando la Palabra de Dios y muchas almas han sido alcanzadas para el Reino de Cristo. Hemos utilizado como parte del evangelismo y discipulado el folleto Alabemos al Señor con el que hemos logrado llegar al corazón de estas personas. Debemos reconocer que el Señor en Su gran misericordia, da nuevas oportunidades de salvación, cuando la personas reconocen a Jesucristo como su Salvador personal. 

Esta es la historia de un joven rescatado de las drogas por el poder de Dios.

«Sentía que no había propósito para mi vida; no había salida de mis circunstancias y cada día me hundía más y más en el mundo del alcoholismo y drogadicción. Era una adicción que estaba en lo más profundo de mis huesos. Aunque intentaba salir, no podía, mis fuerzas y voluntad se agobiaban ante terrible enfermedad.»

«Como ocurre a muchos en mi condición, perdí el empleo, comencé a robar, incluso mi familia fue afectada severamente por mi adicción. Ya no sabía que era la vergüenza, vivía sólo para consumir drogas.  Mi madre siempre se preocupó por mí, y buscó ayuda para que pudiera salir de esta terrible enfermedad y me trajo a este centro de rehabilitación, Casa de Rescate.»

«En este lugar, escuché la Palabra de Dios, y comprendí que mis malas decisiones me llevaron a estas circunstancias de mi vida. Aquí, acepté a Jesucristo como mi Salvador y Señor de mi vida, y sé que ahora, no estoy solo; sé que podré vencer todos los obstáculos que se presenten en mi vida con la ayuda de Dios.»

«Hoy sé que el día de mañana podré testificar a las personas lo que Cristo ha hecho en mí, para que también reconozcan a Jesucristo como el camino, la verdad y la vida para llegar a Dios.

Javier

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Se que el día de mañana podré testificar lo que Dios ha hecho en mi vida" Deja un comentario

  1. ¡Qué hermosa experiencia de este joven Javier, porque nos confirma que la Palabra de Dios es verdadera y por eso leemos en Hebreos 4:12-14: “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta. Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión.”

    Sólo Dios puede penetrar hasta lo más profundo de nuestro cerebro, de nuestro corazón y taladrar nuestros pensamientos para hacernos personas de bien, útiles a la sociedad y dignas de amor y compasión.

    Dios bendiga a nuestros fieles y denodados hermanos de Casa de Rescate en Mexicaltzingo, Estado de México. Oramos por la protección y cuidado del Espíritu Santo sobre ellos.

A %d blogueros les gusta esto: