Saltar al contenido

Nació en mi un verdadero deseo por orar

Iglesia Dios Vivo, pastor Patricio Domínguez
Ciudad Juárez, Chihuahua

En estos últimos tiempos, la oración se ha vuelto una necesidad fundamental para mi vida como hija de Dios. Creo que ahora, más que nunca, es muy importante estar tomados de la mano de Dios. Hace unas semanas atrás, nació en mi un deseo ferviente por salir a las calles de mi comunidad y orar por mi pueblo. Sin embargo, el temor a las burlas de las personas o el exponerme de manera individual, me hizo retroceder en varias ocasiones.

Busqué el apoyo de algunos hermanos en la iglesia, pero los resultados fueron muy desalentadores. Muchos de ellos no negaron mi invitación, pero lamentablemente no llegaron el día que habíamos acordado salir a orar, algunos comentaron que por el trabajo no les había dado tiempo, otros fueron muy sinceros en decirme que se les había olvidado, así cada uno fue escudándose y al final volví a quedar sola como al principio.

Estaba por darme por vencida y continuar mis oraciones en casa, como comúnmente lo hago. Pero una tarde que me dirigía a la tienda, y a lo lejos pude ver un grupo de personas reunidas en un hogar. Me llamó mucho la atención y me acerqué. Me di cuenta de que eran cristianos y que estaban orando. Ver esto llenó de alegría mi corazón y me uní a ellos. Al término de la actividad, pude platicar con la hermana Idalí.  Ella me comentó que están orando todos los viernes en nuestra colonia, a favor de la familia y para que el Evangelio sea compartido con cada habitante de esta colonia.

Orando en los hogares de los vecinos

Pasaron 2 semanas y yo asistía cada viernes a orar, en mi corazón había mucha alegría y regocijo. Una de las tardes la hermana me habló de Cruzada Mexicana, me platicó que para su iglesia ha sido un ministerio de gran ayuda, ya que les proveen de folletos y materiales para evangelizar. Dios puso en mi corazón orar por este ministerio cada viernes junto con los hermanos. Ha sido asombrosa la respuesta que Dios ha dado a nuestras oraciones, muchas familias de la colonia han abierto las puertas de sus hogares para hacer un altar de oración en ellos. El corazón de muchas personas ha sido tocado por el poder de Dios, han sido sanadas las personas de sus enfermedades y muchas más se han unido tanto a las oraciones como a la evangelización. Dios ha sido bueno con nosotros.

Soledad Pérez Montoya

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Nació en mi un verdadero deseo por orar" Deja un comentario

  1. En Cruzad Mexicana tenemos el mismo sentir de la hermana Soledad que da este testimonio. Consideramos que la oración es el único medio que Dios nos ha dado para acceder a hablar con nuestro Padre celestial y orar en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Hay tantas razones por las que debemos interceder ante el Señor: por la salvación de nuestro país, por los enfermos, porque Dios acabe con esta pandemia, por los empleos de aquellos que los han perdido, por los niños y jóvenes que deben ir a sus escuelas, y muchas, muchas razones más.
    Por tal motivo, recuerde que Cruzada Mexicana pronto presentará la Escuela de Oración Cambiemos al Mundo, que será gratuita para quienes quieran explorar el gran poder de la oración.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: