Saltar al contenido

Muchas veces lo rechacé, hoy me ha dado la vida

Iglesia Bethel, pastor Otilio Ortuño Nava
Lázaro Cárdenas, Michoacán

El Centro de Rehabilitación para hombres en Lázaro Cárdenas, recibe adolescentes, jóvenes y adultos con problemas de alcoholismo y drogadicción. Muchos de ellos entran de manera voluntaria. Hay algunos que llevan mucho tiempo luchando contra sus adicciones y no han podido superarlas.

Sabemos que con Dios todo es posible, inclusive ser libre de las adicciones. Gracias a Dios, nos ha dado través de Cruzada Mexicana el apoyo necesario proporcionándonos cursos como El Camino de la Felicidad, que se ha convertido en una herramienta muy importante en nuestras actividades de evangelismo. Gracias a la Palabra de Dios y por medio de estos cursos, estamos viendo vidas transformadas en este Centro de Rehabilitación.

Hemos invitado a personas que han superado sus adicciones para que den testimonio de ello compartiendo sus experiencias. Así, hemos tocado el corazón de los varones que en cierto tiempo se habían rehusado a recibir la Palabra de Dios. En el interior, hay una congregación y cada día aumenta en número de asistentes.

Este mes se graduaron 12 varones que llevaron el curso El Camino de la Felicidad, y dicen que sólo desean salir del centro de rehabilitación para llevar este mensaje de las Buenas Nuevas de Jesucristo y compartir su testimonio a sus familiares.

«Yo siempre rechazaba la Palabra de Dios. Creía que sólo se trataba de religión y que quienes la profesaban estaban locos; me burlaba de las personas, era indiferente a las palabras de amor y cuando me hablaban de arrepentimiento, más me burlaba.»

«Muchas veces llegaron a mi vida personas con el mensaje. Sin embargo, mi corazón endurecido no cedía. No fue sino hasta que toqué fondo y veía mi vida sin sentido alguno y que me sentía sin motivación para vivir que llegué al Centro de Rehabilitación y a través de la Palabra de Dios encontré el consuelo y la paz que necesitaba en mi corazón. «

«Aquello que muchas veces rechacé, fue lo que le devolvió la vida a mi ser. Hoy agradezco a Dios por haber llegado a mi vida. Con las enseñanzas del discipulado El Camino de la Felicidad, he aprendido como llevar una vida segura en Jesucristo.»

Elín Cruz

Un comentario sobre "Muchas veces lo rechacé, hoy me ha dado la vida" Deja un comentario

  1. Es muy triste saber que hay muchos centros de rehabilitación como éste, donde en su mayoría son jóvenes desorientados y carentes de una guía espiritual que los ayude a salir de la trampa e que han caído debido a sus adicciones. Hace mucha falta que los dirigentes de esos centros, permitan que se les lleve el conocimiento de lo que Dios les ofrece: restaurar su entendimiento y voluntad para que ellos mismos puedan salir si tienen su fe puesta en Jesucristo, como es el caso de esta hermosa historia.

A %d blogueros les gusta esto: