Saltar al contenido

¿Me podrían regalar una Biblia?

Iglesia Getsemaní, pastor Omar Barrera Espino
Tonatico, Estado de México

El consumo de drogas y alcohol en los últimos dos años se ha incrementado notoriamente en nuestro país, jóvenes, adolescentes y niños son el grupo más vulnerable. Es muy triste ver cómo muchos de ellos caen en un mundo de oscuridad y sufrimiento.

Como iglesia de Cristo sabemos que es momento de actuar y de no quedarnos con las manos cruzadas. En los centros de rehabilitación y anexos, cada día llegan más adolescentes y jóvenes con problemas de adicción a las drogas. Nos organizamos y asistimos a un anexo, allí les compartimos la Palabra de Dios y evangelizamos con apoyo de los folletos de Cruzada Mexicana. De esta forma, nos hicieron la invitación para compartir el mensaje de salvación todos los viernes. Dios tocó nuestro corazón cuando las personas recluidas aceptaron a Cristo como su Salvador y nos pidieron que les regaláramos una Biblia. Un joven nos dijo, “¿Me podrían regalar una Biblia? Yo necesito conocer más de Dios, por favor regálenme una Biblia.”

Juanito tiene 24 años y nos contó que desde su infancia se sentía rechazado, sin valor, menospreciado hasta por su propia familia. En la etapa de adolescencia se empezó a relacionar con personas que se drogaban, robaban y hacían muchas cosas desagradables a los ojos de Dios, pero con ellos se sintió aceptado en ese mundo de fantasía. Él creía que todo lo podía hacer, que era joven y quería vivir su vida a su manera.  Poco a poco, se introdujo en el mundo de los vicios y de los placeres mundanos y cuando menos se dio cuenta ya estaba hundido en ese mundo de perdición. Muchas veces robaba y hacia cosas indebidas por causa de la droga, su familia ya no sabía qué hacer con él ya que a veces era agresivo, peleonero y no respetaba a nadie. Por ese motivo decidieron internarlo en el centro de rehabilitación, aún en contra de su voluntad.

¡Oh sorpresa! Dios había concertado una cita con Juanito. Aquí llegó el momento más feliz de su vida, por primera vez experimentó el amor de Dios y la paz que Dios da. Su corazón ahora late de felicidad. 

Los efectos del amor de Dios no se comparan con los efectos de una droga, el amor de Dios te llega al alma, y fue así como dio comienzo su transformación.

Juanito ya ha salido del centro de rehabilitación y actualmente está siendo discipulado, se sigue reuniendo los viernes para alabar a Dios y se está congregando en nuestra iglesia los domingos. 

Ahora se siente muy feliz porque conoce la verdad, esa verdad que dice en el evangelio de San Juan 8:32: “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.” Juanito se pasa leyendo su Biblia, que le fue obsequiada a través de Cruzada Mexicana. «¡Es el mejor regalo que me han dado en toda mi vida!».

Damos gracias a Dios y a Cruzada Mexicana por proporcionarnos las Biblias para que las personas puedan conocer la verdad y los mandamientos que Dios nos dejó.

Pastor Omar Barrera Espino

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "¿Me podrían regalar una Biblia?" Deja un comentario

  1. Invitamos a todos los lectores de estas publicaciones, a que oren continuamente por tantos jóvenes, adultos, ancianos y ahora hasta niños que caen en la drogadicción. Es un flagelo que esclaviza a nuestro pueblo y sólo Cristo nos puede ayudar a salir de eso. La oración tiene poder. También lo invitamos a inscribirse a la escuela gratuita de oración “Cambiemos al Mundo”, encontrará sorpresas de cómo Dios nos escucha atentamente y nos responde.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: