Saltar al contenido

Jesucristo vino a transformar mi vida y darme lucidez

Debo reconocer que mi vida era un total descontrol. No podía vivir con tranquilidad ni paz en mi corazón, estaba atrapado en el mundo de las drogas donde el enemigo me tenía atado con sus mentiras y engaños, haciéndome creer que tenía una vida digna y llena de felicidad, a través del deleite del alcohol y las mujeres. 

Hoy, Dios ya me ha retirado la venda de los ojos y puedo testificar de que Jesucristo vino a transformar mi vida y darme lucidez. Dios me liberó de quedar loco a causa de las drogas, de estar en la cárcel y sobre todo de ese vacío que había en mi corazón. 

En una ocasión que me encontraba vagando por las calles de la colonia Mazatlán 3, de la Ciudad de Mazatlán, venía de Sonora e iba en busca de unos amigos de Veracruz, pero Dios me alcanzó. Unos hermanos me compartieron el folleto Cambio o Fracaso que me permitió conocer el gran amor que Dios tiene para mí.  Decidí ingresar al Centro de Rehabilitación Cristiano y hoy tengo 5 meses de rehabilitado y salimos a compartir la palabra de Dios por medio de los folletos que Cruzada Mexicana nos comparte.

Jorge Estrada

Rodolfo Silva Ver todo

Diseñador Gráfico

A %d blogueros les gusta esto: