Saltar al contenido

El Tiburón

Iglesia Centro Cristiano Izamar, pastor Hilario Espinoza
Ciudad de México

Por varios años hemos estado anunciando el Evangelio de Jesucristo en diferentes lugares con folletos que recibimos de Cruzada Mexicana. Meditando en este pase de las escrituras: «No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos» Gálatas 6:9. El Señor ha puesto en nuestro corazón, continuar predicando Su Palabra a las personas que son olvidadas por la sociedad. En esta ocasión nos dirigimos a los indigentes para hablarles del amor de Cristo y entregarles una cobija para que se cubran del frio de la noche.

Hay muchas razones por las que estás personas viven así, ya sea porque tomaron esa decisión; por ingerir sustancias tóxicas; por problemas familiares; por violencia en el hogar. Muchos de los indigentes que encontramos tienen estudios universitarios, pero desgraciadamente el enemigo de nuestras almas los tiene atrapados y esclavizados. Sabemos que el único que puede restaurar la vida de estas personas es nuestro Señor Jesucristo.

Líder de evangelismo: María de la Luz

«Nos comentó Raúl que él es conocido entre sus camaradas como el tiburón de la estación. Él estudió la carrera de Ingeniería Automotriz pero desgraciadamente cayó en el mundo de las drogas, dónde fue atrapado desde hace más de 8 años.

Hoy, su casa es debajo de un puente; perdió a su familia y los únicos que tiene como amigos son otras personas que se encuentran en las mismas condiciones. Le dije que había alguien quien lo ama y no lo desprecia. Él me contestó: «Está difícil que alguien me ame. Las personas me ven y les causo miedo, desprecio..»

Le dije que a pesar de esas indiferencias de las personas, Jesucristo murió para salvarlo y darte una oportunidad de comenzar de nuevo. «A Jesús, no le importan las circunstancias en que te encuentres, pero es necesario que entregues tu vida a Él.»

El Tiburón, como le dicen sus amigos, aceptó al Señor como su Salvador. Oramos por él y le entregamos una cobija.  

Para nosotros ha valido el esfuerzo de muchos hermanos que están orando por las almas perdidas, aportando sus donativos para comprar estas cobijas y regalarlas.

Esas personas que se encuentran en una situación de vivir en calle como Raúl, no solamente se llevan una cobija sino a Cristo en su corazón.

María de la Luz, líder de evangelismo

Continuamos orando para encontrar esas almas que están solamente esperando el mensaje de Cristo para rendirse a sus pies y para que sean salvadas de la condenación eterna.

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

2 comentarios sobre “El Tiburón Deja un comentario

  1. DIOS LE BENDIGA Y QUE SIGAN ENSANCHANDO TERRITORIO PARA LAS EVANGELIZACION Y PROCLAMANDO EL EVANGELIO QUE ES CRISTO JESUS

  2. Excelente historia de cómo Dios rescata a Sus hijos para restaurarlos delante de Él y de quienes lo conocen. Oremos por la vida de Raúl y su crecimiento y madurez en la Palabra de Dios. ¡Bienvenido a la familia de Dios!

A %d blogueros les gusta esto: