Saltar al contenido

Disfrutando la creación de Dios, bautizando

Iglesia Sólo Cristo Salva, pastor Gamaliel Rosas
El Progreso, Cintalapa, Chiapas

Esta comunidad se caracteriza por sus arroyos y ríos que forman cascadas muy atractivas para los visitantes; más del 70% de la población es indígena. Aquí estamos predicando el evangelio de Jesucristo con la única finalidad de que las personas puedan ser salvas de la condenación eterna.

Nuestro grupo misionero realiza viajes de 15 a 20 días evangelizando las comunidades cercanas. El apoyo que recibimos de Cruzada Mexicana, enviándonos literatura, ha sido fundamental para lograr bautizar a estos nuevos hermanos en Cristo.

Aún en este tiempo de mucha angustia, la Palabra de Dios se continúa predicando y alcanzando a las personas para Cristo; hay almas reconociendo a Jesucristo como su Señor y Salvador.

Para nosotros, esto fue un día de victoria porque estos jóvenes se bautizaron en estos ríos caudalosos, disfrutando de la naturaleza creada por Dios. Recordamos la escritura: «Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía.» Salmo 42:1.

Creemos que sólo Cristo puede calmar nuestra sed, porque Él es el agua de vida y estos jóvenes han nacido ahora del agua y del espíritu para vida eterna.

«Para mi, el participar en la predicación del evangelio ha sido de mucha bendición, porque ayudamos a las personas a escuchar el mensaje de Cristo. Todas las personas, ya sean jóvenes, niños o ancianos, deben escuchar el glorioso evangelio de Jesucristo.»

«Gracias a Dios nos ha hecho instrumentos para Su obra logrando bautizar a estos jóvenes que están dispuestos a continuar predicando el evangelio de Jesucristo.»

Ricardo Vásquez

Un comentario sobre "Disfrutando la creación de Dios, bautizando" Deja un comentario

  1. ¡Impresionante! ¡Qué maravillosa forma de ser bautizado como testimonio de haber sido rescatado para salvación, por el Señor Jesucristo! Felicidades al Pastor Gamaliel Rosas, que Dios siga alcanzando más personas, a jóvenes, niños y ancianos. Todos necesitamos conocer el Evangelio redentor del Señor Jesucristo. ¡Adelante!

A %d blogueros les gusta esto: