Saltar al contenido

Dios no es una religión

Iglesia Pan de Vida, pastor Ernesto Alonso Hernández Lobato
Acapulco, Guerrero

Conocer a Cruzada Mexicana, ha sido una maravillosa bendición para nuestra congregación. Con la ayuda de sus recursos materiales, Dios nos ha permitido tocar el corazón de muchas familias, algunas de ellas nos han abierto las puertas de sus hogares para visitarlos constantemente y otras mas han comprendido el gran error en el que han vivido por muchos años y han decidido entregar sus vidas a Jesucristo como su Salvador, esto nos ha permitido compartir con muchas de estas familias el curso de discipulado El camino de la felicidad.

La Familia Artiaga Martínez es uno de los hogares que entregaron por completo su vida a Jesucristo; por mucho tiempo los estuvimos visitando, siempre eran cordiales y atentos a las palabras de los hermanos, sin embargo, el enemigo los tenía aferrados a la idolatría y a la mentira que constantemente vemos en la televisión y a través del internet. Se consideraban una familia de mente abierta y liberal, se aferraban a la idea de que el mundo cada día se va actualizando y uno como persona tiene que estar inmerso y amoldarse a las nuevas ideologías.

Don Juan Carlos, siempre cuestionaba por qué los cristianos siempre hacemos mucho énfasis en la salvación, ya que en algunas ocasiones lo visitaban de otras religiones y eso lo confundía y turbaba su mente. Por ello, trataba de mantenerse siempre al margen de las conversaciones, sin embargo, había algo en su corazón que lo impulsaba a querer conocer más de Dios.

Una tarde que recibió la visita de nuestros hermanos de la iglesia, le obsequiaron el folleto La familia lo es todo, y fue a través este folleto que Dios habló a su vida y abrió sus ojos. Le hizo ver cuán importante es instruir a la familia en los principios y preceptos que Dios nos dejó establecidos en Su Palabra, así como la gran importancia que tiene la familia para Dios.

Posterior a este primer acercamiento, los invitamos a asistir a una de nuestras reuniones de enseñanza y discipulado junto a 2 familias más, la familia Ríos Vera y Mancilla Cuevas. Aceptaron asistir y escuchar la enseñanza. Nunca imaginaron que esa tarde cambiarían sus vidas por completo, pues desde ese día, no han dejado de asistir una sola vez al estudio del discipulado.

«Este curso de discipulado ha disipado las dudas que por mucho tiempo había en mí en relación con Dios y a las religiones.»

«He podido entender que Dios no es una religión, Dios es un cambio de vida y nos ofrece grandes beneficios para nuestro ser con tan solo acercarnos a Él y vivir confiadamente en Su Palabra.

Juan Carlos Arteaga

Estamos a unas semanas de concluir con el curso de discipulado y vemos en cada familia el gran entusiasmo por compartir las buenas nuevas de salvación a otras personas y familiares. Oramos a Dios para que este sea el inicio de una gran cosecha en muchos más hogares y así como ellos, muchas otras familias puedan acercarse a los caminos de Dios.

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Dios no es una religión" Deja un comentario

  1. En este testimonio vemos cumplida la promesa de nuestro Señor Jesucristo que dice: “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tú y tu casa”. Hechos 16:31.

A %d blogueros les gusta esto: